Sabías que
rmb

El Perdón de Asís, la indulgencia plenaria del 1 y 2 de agosto

El Papa Francisco recordó la forma de obtener esta gracia espiritual.
San Francisco de Asís. Foto: Cathopic.
San Francisco de Asís. Foto: Cathopic.

Como cada agosto, la Iglesia otorga una indulgencia plenaria conocida como el Perdón de Asís que concedió el Papa Honorio III en 1216, para quienes rezaran devotamente en el pequeño templo italiano de la Porcíncula, cercano a la ciudad de Asís. Con los años, esta gracia espiritual se extendió a todo el mundo.

El Papa Francisco se refirió a esta indulgencia en su mensaje posterior al Ángelus de este domingo 2 de agosto de 2020.

Cómo obtener esta indulgencia plenaria

El Santo Padre explicó que se trata del don espiritual que san Francisco obtuvo de Dios por intercesión de la Virgen María. Y que se puede obtener con los siguientes pasos:


-“Acudiendo a los Sacramentos de la Confesión y de la Eucaristía

Visitando una iglesia parroquial o franciscana, y

-Recitando el Credo, el Padrenuestro y rezando por el Papa y sus intenciones”.

Aquí puedes ver la parte de su mensaje donde lo menciona:

“La indulgencia puede también ser destinada a una persona difunta. ¡Qué importante es volver a poner en el centro siempre el perdón de Dios, que genera paraíso en nosotros y en torno a nosotros, este perdón que viene del corazón de Dios que es misericordioso!”, dijo.

¿Qué es una indulgencia?

¿Qué es una indulgencia?

 

La Porcíncula, donde inició el Perdón de Asís

En un inicio, esta indulgencia únicamente se otorgaba a quienes peregrinaban a la iglesia de la Porcíncula en Italia, que hoy se encuentra dentro de la Basílica de Santa María de los Ángeles, que data de los siglos XVI y XVII.

La Porcíncula fue la segunda morada del santo de Asís y de sus primeros hermanos de la Orden.

La iglesia de la Porcíncula. La foto fue tomada antes de la pandemia de COVID-19. Foto: Wikipedia.

La iglesia de la Porcíncula. La foto fue tomada antes de la pandemia de COVID-19. Foto: Wikipedia.

Ahí, el Domingo de Ramos de 1211, san Francisco recibió la consagración de Santa Clara, dando origen a las religiosas clarisas, de modo que este pequeño templo está íntimamente ligado a historia de la Orden Franciscana.

La Porcíncula, que significa pequeña porción de tierra, fue entregada a san Francisco por los frailes benedictinos que eran sus propietarios, concretamente por el abad san Benito de Monte Subasio, para que fuera la iglesia madre de la naciente Orden de los franciscanos.

Está construida con piedra y fue el propio santo quien la reparó cuando ésta estaba maltrecha y abandonada. Fue en este lugar donde el 24 de febrero de 1208, San Francisco oyó la llamada de Jesús para que eligiera una vida de absoluta pobreza, que caracteriza a la Orden Franciscana.

Asimismo, es el lugar donde la tarde del 3 de octubre de 1226, San Francisco falleció.

Al paso de los siglos, la Porcíncula fue embellecida con pinturas realizadas por Johann Friedrich Overbeck y Pietro Perugino e Hilario de Viterbo.

Los franciscanos tienen una honda raíz cultural en México, ya que fueron los primeros evangelizadores a partir de 1524, y hay varios templos que atienden en distintas entidades del país.

La iglesia de la Porcíncula fue declarada por la UNESCO en el año 2000, como patrimonio cultural de la humanidad.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios