Aborto en Colombia: ¿Cómo es un bebé con 24 semanas de gestación?

La Corte Constitucional de Colombia legalizó el aborto hasta los seis meses de gestación.
Ecografía de un bebé de 24 semanas. Foto: ecobarriguitas4d
Ecografía de un bebé de 24 semanas. Foto: ecobarriguitas4d

El pasado lunes 21 de febrero, la Corte Constitucional de Colombia legalizó el aborto hasta las 24 semanas de gestación, o seis meses, en una cerrada votación de cinco votos contra cuatro. 

Puedes leer: Oración ante la despenalización del aborto en México

Con esto, en Colombia será legal abortar a un bebé que ha llegado al 65 por ciento del embarazo. Pero, ¿sabes cómo es un bebé con estas características? 


De acuerdo con la Oficina para la Salud de la Mujer del gobierno de Estados Unidos, un bebé de 24 semanas pesa aproximadamente 700 gramos.

En esta etapa -agrega servicio de información de la Biblioteca Nacional de Medicina estadounidense– sus extremidades y dedos están formados y, desde hace un par de semanas, su madre puede sentir sus movimientos y su corazón se puede escuchar con un estetoscopio.

Puedes leer: ¿Abortaste y lo has ocultado siempre? ¡Leer esto te cambiará la vida!

Estas son algunas características de su desarrollo con 24 semanas: 

  • Duerme y despierta periódicamente. 
  • Ya tiene huellas dactilares.
  • Su médula ósea comienza a producir glóbulos sanguíneos.
  • Si es niño, sus testículos se comienzan desplazar del abdomen al escroto.
  • Si es niña, su útero y ovarios están en su lugar y ya se han formado los óvulos que expulsarán los ovarios a lo largo de su vida.
  • Desarrolla el reflejo de agarre y presión. 

¿Pueden sobrevivir? 

Llegado a este punto de la gestación, ¿cuáles son las posibilidades de supervivencia de un bebé con 24 semanas de gestación? 

En entrevista con el diario español El País, el doctor Máximo Vento, presidente de la Sociedad Española de Neonatología, aseguró que con los cuidados y el equipo adecuado, un bebé con 24 semanas tendría 50 por ciento de posibilidades de sobrevivir fuera del vientre, una cifra que se eleva hasta más del 85 por ciento con sólo dos semanas más de gestación. 

En este último supuesto, 8 de cada 10 niños no tendrían ninguna secuela en su desarrollo.