7 de noviembre: la Iglesia católica celebra a San Ernesto

El 7 de noviembre es la fiesta litúrgica de San Ernesto de Zweifalten.
San Ernesto.
San Ernesto.

Durante las 4 cruzadas que intentaron recobrar los lugares santos para el cristianismo y garantizar el paso libre de los peregrinos, era frecuente que los caballeros estuvieran acompañados de capellanes y uno de ellos fue San Ernesto de Zwiefalten, quien desde joven se había hecho monje en la abadía benedictina mixta de Zweifalten, en Alemania, y donde durante seis años permaneció como Abad (1141-1146). En este monasterio, fundado en 1089 por los condes Kuno y Liutold, había 70 religiosos de coro, 130 hermanos conversos y 62 monjas en tiempos de San Ernesto.

En 1146, San Ernesto presentó su renuncia como abad para acompañar a los cruzados y al año siguiente se sumó al ejército alemán que estaba dirigido por el emperador Conrado IV, y al despedirse de sus hermanos religiosos, expresó su incertidumbre por volver con vida.

En efecto, la segunda cruzada (1147-1149), predicada por Bernardo de Claraval, fue un desastre y de los 200 mil hombres y mujeres que partieron hacia el Oriente, solo regresaron unos cuantos, y Ernesto de Steisslingen estuvo entre los que no volvieron, y aunque no se sabe con precisión la fecha y el lugar donde murió, se supone que lo llevaron prisionero hasta La Meca donde trataron de convertirlo al islam, a lo cual el rechazó, razón por la que fue martirizado y ejecutado.


No hay duda de que fue mártir en manos de musulmanes y por ello está considerado como santo en la Iglesia Católica, cuya fiesta litúrgica es el 7 de noviembre.

Ernesto significa perseverante o tenaz, y en la abadía donde fue abad se conserva una estatua que lo representa, y está ubicada en el altar de San Esteban.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775