3 de julio: la Iglesia Católica celebra a Santo Tomás Apóstol

El 3 de julio, la Iglesia celebra a Santo Tomás Apóstol, quien fue incrédulo de la Resurrección de Jesús. Esto dice la Biblia sobre él.
Santo Tomás puso su mano en las llagas de Jesús porque no creía que hubiera resucitado.
Santo Tomás puso su mano en las llagas de Jesús porque no creía que hubiera resucitado.

Santo Tomás fue el Apóstol incrédulo de la Resurrección de Jesús, cuando otros lo habían visto, y quien metió su mano en la llaga del costado de su maestro, y arrepentido de su incredulidad, le dijo a Cristo: “Señor mío y Dios Mío”, palabras que se repiten en todas las Misas.

Te puede interesar: ¿Por qué a Santo Tomás se le conoce como el apóstol incrédulo?

De este Apóstol hacen referencia los evangelistas San Mateo (19,3), San Marcos (3,18) y San Lucas (6,15) y también en el libro de los Hechos (1,13), sin embargo, no hay mucha información sobre su vida y obra. En el Evangelio de San Juan, varias veces es citado.


Santo Tomás, el apóstol incrédulo.

Santo Tomás, el apóstol incrédulo.

El documento que más aporta sobre su existencia es un apócrifo conocido como Hechos de Tomás, escrito en griego posiblemente del siglo III, en cuyo capítulo 17, afirma que después de Pentecostés, él fue a evangelizar a India. Textualmente dice: “Cuando llegó el Apóstol a las ciudades de India con Aban, el mercader, marchó este a saludar al rey Gundafor”, quien gobernó entre los años 21 y 47, y a quien convirtió al cristianismo, luego de haber estado preso y de que Dios, por su conducto, hiciera algunos milagros.  

También son conocidos otros apócrifos, como el Evangelio del Seudo Tomás, que comienza diciendo: “Yo, Tomás, Israelita…” y solo a partir del siglo III lo identifican con la autoría al Apóstol. Este manuscrito habla de la infancia de Jesús y existen versiones antiguas en latín y siriaco.

También hay otro apócrifo llamado Evangelio de Tomás, que fue descubierto en Egipto en 1945, y que posiblemente data del siglo IV. En ninguno de ellos hay datos relevantes sobre su vida.

Eusebio de Cesarea y Orígenes, dos estudiosos de la historia de la Iglesia, posiblemente conocieron estos documentos apócrifos pues hablan de su presunta estancia en India. Lo cierto es que la falta de información verídica, han llenado estos vacíos malas interpretaciones y hasta de fantasías absurdas, como ocurrió el 12 de diciembre de 1794, en México, con Fray Servando Teresa de Mier quien, no distinguiendo entre la India y las Indias, el Nuevo Mundo, supuso que Santo Tomás estuvo en México a quien vincula con Quetzalcóatl, y llegó a decir que el ayate de San Juan Diego era la capa del santo que la propia Virgen tocó. Algo similar se dijo de Santo Tomás en Paraguay.

En la ciudad italiana de Ortona hay una basílica dedicada a él, y que custodia algunas reliquias atribuidas al santo y que supuestamente fueron traídas de India. Su fiesta litúrgica es el 3 de julio, quien fue martirizado en el año 72, fecha de su muerte.

Comentarios