22 de febrero: Fiesta de la Cátedra de San Pedro. Lo que debes saber

En esta fiesta se da gracias a Dios por la misión encomendada al apóstol san Pedro y a sus sucesores.
San Pedro fue el primer Papa de la historia. Foto: Fernando Nuñez/Cathopic.
San Pedro fue el primer Papa de la historia. Foto: Fernando Nuñez/Cathopic.

Este 22 de febrero, la Iglesia Católica celebra la Cátedra de San Pedro, fiesta en que “se da gracias a Dios por la misión encomendada al apóstol san Pedro y a sus sucesores (los Papas)”.

Esta definición la dijo el Papa Benedicto XVI en la Audiencia General del 22 de febrero de 2006, donde impartió una catequesis sobre esta fiesta, una tradición muy antigua que se conoce desde el siglo IV en Roma.

Ahí explicó que la palabra ‘cátedra’ se refiere literalmente a una silla, que es sede fija del obispo y que está en la iglesia madre de una diócesis a la que se llama Catedral.


El 22 de febrero celebramos la Cátedra de San Pedro.

El 22 de febrero celebramos la Cátedra de San Pedro.

La Catedral es símbolo de la autoridad del obispo, y  en particular de su “magisterio”, es decir, de la enseñanza evangélica que, en cuanto sucesor de los Apóstoles, está llamado a conservar y transmitir a la comunidad cristiana.

Cuando el obispo toma posesión de la Iglesia que le ha sido encomendada, llevando la mitra y el báculo pastoral, se sienta en la cátedra.

La Cátedra de Pedro quedó en la Iglesia de Roma

Pedro, elegido por Cristo como “roca” sobre la cual edificar la Iglesia (cf. Mt 16, 18), comenzó su ministerio en Jerusalén, después de la Ascensión del Señor y de Pentecostés.

Su primera sede, explicó el Papa Benedicto XVI, fue el Cenáculo, sala donde también María, la Madre de Jesús, oró con los discípulos.

Después, su sede fue Antioquía, Siria, que en aquellos tiempos era la tercera metrópoli del imperio romano, luego de Roma y Alejandría en Egipto.

En Antioquía por primera vez los discípulos recibieron el nombre de cristianos (Hch 11, 26) y san Pedro fue considerado el primer obispo.

Posteriormente, san Pedro encontró su tercera sede en Roma, donde concluyó con el martirio su vida al servicio del Evangelio.

La sede de Roma recibió el mayor honor, fue reconocida como la del sucesor de Pedro, y la “cátedra” de su obispo representó la del Apóstol encargado por Cristo de apacentar a todo su rebaño.

“Celebrar la ‘Cátedra’ de san Pedro, como hacemos nosotros, significa, por consiguiente, atribuirle un fuerte significado espiritual y reconocer que es un signo privilegiado del amor de Dios, Pastor bueno y eterno, que quiere congregar a toda su Iglesia y guiarla por el camino de la salvación”, dijo el Papa Benedicto XVI.

Puedes leer: ¿Cómo se encontraron los restos y la tumba de san Pedro?

Su monumento se ilumina con velas

Dentro de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, se encuentra el monumento a la Cátedra del Apóstol, obra del escultor Gian Lorenzo Bernini.

Esta obra está realizada en forma de gran trono de bronce, sostenido por las estatuas de cuatro doctores de la Iglesia, dos de Occidente, san Agustín y san Ambrosio, y dos de Oriente, san Juan Crisóstomo y san Atanasio.

Cada 22 de febrero, este monumento se ilumina con velas en ocasión de la celebración.

En el día de la Cátedra de San Pedro, los fieles evocan al Espíritu Santo para que sostenga con su luz y fuerza el servicio diario del Papa y sus pastores por toda la Iglesia.

La Cátedra de San Pedro es una obra de Bernini.

La Cátedra de San Pedro es una obra de Bernini.

 

Puedes leer: Las lecciones aprendidas en la pandemia de Covid-19, según el Vaticano

 

Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios