2 de abril: La Iglesia Católica celebra a san Francisco de Paula

Este ermitaño fundó la Orden de los Mínimos en el siglo XV, conocida así por la humildad de sus miembros.
San Francisco de Paula. Imagen: Museo del Prado.
San Francisco de Paula. Imagen: Museo del Prado.

Cada 2 de abril la Iglesia Católica recuerda a san Francisco de Paula.

San Francisco de Paula nació el 27 de marzo de 1416 de una familia campesina de Italia; no aprendió a leer ni a escribir, pero desde pequeño mostró su vocación religiosa. Peregrinó a Roma, Asís, Loreto y al volver a Paula, se fue a vivir a una cueva donde permaneció seis años dedicado a la penitencia y la oración.

En 1435 dos jóvenes se acercaron a él pues querían ser sus discípulos y así surgió su primer convento con tres celdas, y con ello surgió una nueva rama franciscana, la de los ermitaños, que luego se llamaría Orden Mínima. El número de monjes creció con el apoyo del arzobispo de Cosenza y el monasterio fue ampliado entre 1469 y 1474.


Francisco de Paula abrió nuevas comunidades en Calabria, en Sicilia y en Francia, donde el rey Luis XI lo admiraba por su fama de santidad y lo mandó llamar. Se habla de varios milagros que el santo realizó en vida.

Francisco de Paula nombró como su Vicario en España a Bernardo Boyl quien en la ciudad de Málaga fundó la ermita de Nuestra Señora de la Victoria; recibió el apoyo de los Reyes Católicos Fernando e Isabel quienes se interesaron en que la Orden abriera un convento en España, y ellos lo mandaron a la primera misión de Indias, llevando la representación pontificia.

Aunque la Orden de los Mínimos de San Francisco de Paula tuvo sus orígenes en 1436 como ermitaños y tuvieron su primer monasterio en 1454, sus constituciones fueron aprobadas por Paulo II hasta 1470. Cuatro años después, el Papa Sixto IV reconoció a la Congregación de ermitaños de San Francisco de Asís en el territorio de Padua, es decir, 23 años antes de la colonización europea de América.

San Francisco de Paula falleció el 2 de abril de 1507, viernes santo, y fue sepultado en su convento en Montils, Francia. Fue beatificado en Roma en 1513 y canonizado en 1519 por el papa León X. el arte sacro lo representa con ropas ásperas, de ermitaño y con un bastón.

El próximo 6 de enero se cumplirán 530 años de la primera misa que se celebró en el continente americano y que fue oficiada por Bernardo Boyl, quien acompañó a Cristóbal Colón en su segundo viaje, y quien fue sido designado como primer Delegado Pontificio para la misión del Nuevo Mundo.