“Un virus que no conoce barreras debe afrontarse con amor sin barreras”

El Papa Francisco aseguró que podemos salir mejores de esta pandemia si buscamos todos juntos el bien común; al contrario, saldremos peores.
El Papa Francisco saluda a los fieles en el Patio de San Dámaso.
El Papa Francisco saluda a los fieles en el Patio de San Dámaso.

“La crisis que estamos viviendo a causa de la pandemia golpea a todos; podemos salir mejores si buscamos todos juntos el bien común; al contrario, saldremos peores”, aseguró el Papa Francisco en su Audiencia General de este miércoles en el Patio de San Dámaso, en El Vaticano.

Lamentablemente, reconoció, muchas personas buscan aprovechan la situación y buscan apropiarse de soluciones, como las vacunas, para venderlas a los otros, o aprovechan la situación para buscar ventajas económicas o políticas.

Leer: El Papa Francisco pide luchar contra el virus de la desigualdad


Ante ello, el Santo Padre aseguró que los cristianos debemos responder a la pandemia y a sus consecuencias sociales y económicas con amor y buscando siempre el bien común.

“Si una persona busca solamente el propio bien es un egoísta. Sin embargo, la persona es más persona, precisamente cuando el propio bien lo abre a todos, lo comparte. La salud, además de individual, es también un bien público. Una sociedad sana es la que cuida de la salud de todos”.

“Un virus que no conoce barreras, fronteras o distinciones culturales y políticas debe ser afrontado con un amor sin barreras, fronteras o distinciones. Este amor puede generar estructuras sociales que nos animen a compartir más que a competir, que nos permitan incluir a los más vulnerables y no descartarlos, y que nos ayuden a expresar lo mejor de nuestra naturaleza humana y no lo peor”.

Leer: El Papa Francisco reanuda la audiencia general con fieles

Si las soluciones a la pandemia son egoístas, agrega el Papa, es posible que superemos la pandemia, pero no la crisis económica y social que se ha agudizado.

“Para construir una sociedad sana, inclusiva, justa y pacífica, debemos hacerlo encima de la roca del bien común. El bien común es una roca. Y esto es tarea de todos nosotros, no solo de algún especialista”.

“El bien común requiere la participación de todos. Si cada uno pone de su parte, y si no se deja a nadie fuera, podremos regenerar buenas relaciones a nivel comunitario, nacional, internacional y también en armonía con el ambiente”.

Con información de Vatican News.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775