La voz del Papa
rmb

El Papa Francisco reanuda la Audiencia General con fieles

Tras casi seis meses de suspensión, debido a la pandemia de COVID-19, el Santo Padre pudo reunirse cara a cara con los fieles.
El Papa Francisco retomó las Audiencias Generales con presencia de fieles este 2 de septiembre. Foto: Vatican Media.
El Papa Francisco retomó las Audiencias Generales con presencia de fieles este 2 de septiembre. Foto: Vatican Media.

Después de casi seis meses de que fueran suspendidas las Audiencias Generales con fieles, este 2 de septiembre el Papa Francisco las retomó en el Patio San Dámaso, en el Vaticano, adonde asistieron cientos de personas, y en el que celebró la belleza del encuentro cara a cara.

Puedes leer: El mensaje del Papa Francisco con motivo del Jubileo de la Tierra 2020

El tema central de la catequesis fue la solidaridad, tan necesaria para superar la situación actual -dijo, refiriéndose a la pandemia de coronavirus COVID-19-:  “Para salir mejor de esta crisis, debemos hacerlo juntos, en solidaridad”.


Los fieles presentes recibieron al Santo Padre con aplausos y él dialogó con los presentes.

Debemos vivir en una interdependencia solidaria

En esta Audiencia General con fieles, el Papa señaló que vivimos en una casa común, el “planeta-jardín”, en el que Dios ha puesto a la especie humana, la cual tiene un destino común en Cristo. Pero afirmó que cuando optamos por la dinámica contraria a este origen común, nuestra interdependencia se convierte en dependencia de unos hacia otros, aumentando la desigualdad, debilitando el tejido social y deteriorando el ambiente”.

En este sentido, dijo que la nuestra no debe ser una dependencia, sino una interdependencia solidaria, misma que, para que dé frutos, debe fundarse en el respeto a nuestros semejantes y a la creación.

“Esta manera de entender la vida y mi relación con Dios -dijo-, con los hermanos y con la naturaleza, supone crear una nueva mentalidad que piense en términos de comunidad, de prioridad de la vida de todos sobre la apropiación de los bienes por parte de algunos”

Para ejemplificar lo anteriormente dicho, el Santo Padre contrastó el pasaje bíblico de la Torre de Babel, en que la gente trató de llegar al cielo ignorando el vínculo con la humanidad, la creación y el Creador, con la experiencia de Pentecostés, que inspira la fe en la comunidad unida en la diversidad y la solidaridad.

“Una diversidad solidaria -externó- posee los ‘anticuerpos’ para que la singularidad de cada uno, que es un don único e irrepetible, no se enferme de individualismo, de egoísmo”.

Finalmente, el Papa Francisco dijo que la solidaridad es el único camino posible hacia un mundo pospandemia, así como el remedio para curar las enfermedades interpersonales y sociales que afligen a nuestro mundo actual.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios