Reza con el Papa la Oración de la Jornada Mundial de los Abuelos

El Papa Francisco dio a conocer la oración oficial de la Jornada Mundial de los Abuelos, y lo ha hecho de una forma muy especial.
El Papa Francisco abraza a un adulto mayor. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco abraza a un adulto mayor. Foto: Vatican Media

La Santa Sede dio a conocer la oración oficial para la Jornada Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores, que se celebra este domingo 25 de julio en todas las diócesis del mundo.

Leer: 5 puntos importantes del mensaje del Papa Francisco a los abuelos 

El Papa Francisco decidió instaurar esta Jornada que se celebrará el cuarto domingo del mes de julio de cada año, para celebrar el precioso regalo que son los ancianos para nuestras familias.


El Santo Padre ha querido que todos los católicos se sientan parte de este día y, por ello, ha concedido la indulgencia plenaria para los ancianos y los enfermos, para todos los fieles que participen en las Celebraciones  y para quienes visiten a un adulto mayor, ya sea de forma presencial o virtual.

Aquí puedes conocer un poco más sobre la indulgencia plenaria en la Jornada Mundial de los Abuelos

El Santo Padre dio a conocer la Oración Oficial y lo ha hecho de una forma muy especial: por medio de un video en el que  reza él mismo junto a ancianas y ancianos de todo el mundo.

Aquí puedes ver el video del Papa rezando la Oración de la Jornada Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores:

Esta es la Oración de la Jornada Mundial de los Abuelos y de los Mayores:

Te doy las gracias, Señor,
por el consuelo de tu presencia:
También en la soledad,
eres mi esperanza, mi confianza;
¡Desde mi juventud, eres mi roca y mi fortaleza!

Gracias por haberme dado una familia
y por la bendición de una larga vida.
Te agradezco los momentos de alegría y de dificultad,
por los sueños cumplidos y por los que aún tengo por delante.
Te agradezco este tiempo de renovada fecundidad
al que me llamas.

Aumenta, Señor, mi fe,
hazme un instrumento de tu paz;
enséñame a acoger a quien sufre más que yo,
a no dejar de soñar
y a narrar tus maravillas a las nuevas generaciones.

Protege y guía al papa Francisco y a la Iglesia,
para que la luz del Evangelio llegue hasta los confines de la tierra.
Envía tu Espíritu, Señor, a renovar el mundo,
para que la tormenta de la pandemia se apacigüe,
los pobres sean consolados y toda guerra termine.

Sostenme en la debilidad,
y concédeme vivir plenamente
cada momento que me das,
con la certeza de que estás conmigo
cada día hasta el fin del mundo.
Amén.

 

Comentarios