Papa Francisco: “Nuestra fuerza es la alegría del Señor”

“La gran fuerza que tenemos para transformar, para predicar el Evangelio, para avanzar como testigos de la vida es la alegría del Señor".
Papa Francisco en Santa Marta. Foto: Vatican Media.
Papa Francisco en Santa Marta. Foto: Vatican Media.

La gran fuerza que tenemos para predicar el Evangelio es la alegría del Señor, aseguró el Papa Francisco en su Misa matutina en la capilla de Santa Marta, su residencia en El Vaticano.

Leer: Papa Francisco: La alegría cristiana es la paz

En su homilía, el Papa meditó sobre el Evangelio de Lucas, en el pasaje en que se aparece a sus discípulos y ellos, por la gran alegría que sintieron, no creyeron.




Estar lleno de alegría es la experiencia del consuelo más grande, cuando el Señor nos hace comprender que esto es otra cosa de ser alegre, positivo, brillante. No, es otra cosa. Estar alegre, pero lleno de alegría, una alegría desbordante que nos toca realmente”.

El Papa se refirió también a la exhortación apostólica de Pablo VI “Evangelii nuntiandi” que habla de evangelizadores alegres “y no de aquellos que siempre viven decaídos”.

“La gran fuerza que tenemos para transformar, para predicar el Evangelio, para avanzar como testigos de la vida es la alegría del Señor, que es fruto del Espíritu Santo, y hoy le pedimos que nos conceda este fruto”, finalizó el Santo Padre.

Antes, al inicio de la Misa, oró especialmente por los farmacéuticos, quienes –dijo- también hacen su trabajo por aliviar a los enfermos.

“En estos días me han regañado porque olvidé agradecer a un grupo de personas que también trabajan. Le agradecí a los médicos, enfermeras, los voluntarios … ‘Pero usted se olvidó de los farmacéuticos’: ellos también trabajan duro para ayudar a los enfermos a salir de la enfermedad. También rezamos por ellos”.

Compartir




Publicidad