Papa Francisco: “Aprendamos a estar en la espera del Señor”

El Papa Francisco aseguró que, después de nuestra oración, todo es cuestión de espera, porque el Señor siempre responde.
El Papa Francisco en Audiencia General. Foto: Vatican Media.
El Papa Francisco en Audiencia General. Foto: Vatican Media.

El Papa Francisco continuó este miércoles con su catequesis sobre la oración y recordó que Dios siempre responde a nuestras súplicas.

Leer: Oración del Papa Francisco para el Adviento

En la Audiencia General de este miércoles, aseguró que “Dios responde siempre: hoy, mañana, pero siempre responde, de una manera u otra. Siempre responde. La Biblia lo repite infinidad de veces: Dios escucha el grito de quien lo invoca”.


“También nuestras peticiones tartamudeadas, las que quedan en el fondo del corazón, que tenemos también vergüenza de expresar, el Padre las escucha y quiere donarnos el Espíritu Santo, que anima toda oración y lo transforma todo”.

Por ello, aseguró, después de rezar, lo demás es cuestión de paciencia, “de soportar la espera”.

“Ahora estamos en tiempo de Adviento, un tiempo típicamente de espera para la Navidad. Nosotros estamos en espera. Esto se ve bien. Pero también toda nuestra vida está en espera. Y la oración está en espera siempre, porque sabemos que el Señor responderá”.

“Incluso la muerte tiembla cuando un cristiano reza, porque sabe que todo orante tiene un aliado más fuerte que ella: el Señor Resucitado. La muerte ya ha sido derrotada en Cristo, y vendrá el día en el que todo será definitivo, y ella ya no se burlará más de nuestra vida y de nuestra felicidad”.

Leer: Papa Francisco: La oración es el oxígeno de la vida

Por ello, el Santo Padre llamó a los católicos a aprender a estar en la espera del Señor, quien nos visita no sólo en fechas importantes como la Navidad o la Pascua, sino cada día en la intimidad de nuestro corazón.

“Y muchas veces no nos damos cuenta de que el Señor está cerca, que llama a nuestra puerta y lo dejamos pasar. ‘Tengo miedo de Dios cuando pasa; tengo miedo de que pase y yo no me dé cuenta’, decía san Agustín.

“Y el Señor pasa, el Señor viene, el Señor llama. Pero si tú tienes los oídos llenos de otros ruidos, no escucharás la llamada del Señor”.

Con información de Vatican.va

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775