El Papa Francisco lamenta la muerte de 50 migrantes en Texas

La Arquidiócesis de San Antonio también lamentó la tragedia y exigió de nuevo una reforma migratoria para Estados Unidos.
El camión abandonado fue hallado en un área poco poblada de San Antonio.
El camión abandonado fue hallado en un área poco poblada de San Antonio.

El Papa Francisco expresó su dolor por la muerte por asfixia de más de 50 migrantes -22 de ellos mexicanos-, hallados este lunes al interior de un tráiler en la ciudad de San Antonio, Texas, Estados Unidos.

Leer: No olvidaremos. Queremos justicia y paz 

En redes sociales, el Santo Padre también lamentó la tragedia ocurrida en Melilla, España, donde al menos 23 migrantes murieron en una avalancha al intentar cruzar la valla que divide la frontera de ese país con Marruecos.

“Oremos Juntos por estos hermanos que han muerto mientras perseguían la esperanza de una vida mejor; y para que el Señor nos abra el corazón y estas desgracias no sucedan de nuevo”, pidió el Santo Padre.

 

Este lunes 27 de junio fue hallado un camión con decenas de migrantes en un área poco poblada de San Antonio. De acuerdo con las primeras versiones, una persona escuchó gritos de auxilio que provenían del interior del vehículo.

“Un trabajador de uno de los edificios aquí atrás escuchó un grito de ayuda. Salió a investigar, encontró un remolque con las puertas entreabiertas, las abrió para mirar y encontró varias personas fallecidas adentro”, declaró el jefe de la Policía de San Antonio, William McManus, citado por BBC News.

Leer: Obispos de México: Debemos actuar contra el crimen, no negar la realidad

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que la cifra es de al menos 50 fallecidos, 22 de ellos mexicanos, 7 de Guatemala, 2 de Honduras y 19 todavía sin información sobre su nacionalidad.

“Un trabajador de uno de los edificios aquí atrás escuchó un grito de ayuda. Salió a investigar, encontró un remolque con las puertas entreabiertas, las abrió para mirar y encontró varias personas fallecidas adentro”, declaró el jefe de la Policía de San Antonio, William McManus, citado por BBC News.

El Arzobispo de San Antonio, monseñor Gustavo García-Siller, acusó que “la falta de valentía para hacer frente a la reforma migratoria está matando y destruyendo vidas”.

“No aprendemos. Dios nos enseñe a cambiar. La humanidad está en juego constantemente. Oramos, amamos, confiamos. ¡Danos fuerza! Queremos hacer tu voluntad”.

Compartir




Publicidad