La voz del Papa
rmb

Alabar a Dios también en las dificultades, como san Francisco de Asís

En su Audiencia General de este miércoles, el Santo Padre explicó que san Francisco de Asís compuso el “Canto a las criaturas” en sus días más difíciles.
El Papa Francisco. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco. Foto: Vatican Media

En la catequesis que ofreció durante su Audiencia General de este miércoles 13 de enero, el Papa Francisco invitó a la comunidad a alabar al Señor también en los malos momentos, como lo hizo san Francisco de Asís, pues la alabanza purifica y nos abre el camino hacia Dios, “el centinela que nos hace avanzar con seguridad”.

Puedes leer: Miércoles de Ceniza 2021: ¿Cómo se impondrá la ceniza en pandemia?


Explicó que san Francisco de Asís compuso el “Cántico de las criaturas”-en el que él se inspiró para su encíclica Laudato Si’- no en un momento de alegría, sino en medio de dificultades: estando ya casi ciego y sintiendo en su alma el peso de la soledad, rezó alabando al señor: Laudato si’, oh mi Signore (Alabado seas, oh mi Señor)”.

Señaló que san Francisco de Asís alabó a Dios por todos los dones de la creación, pero también por la muerte, a la que con valentía llamó “hermana muerte”. “Estos ejemplos de los santos -dijo- y también de Jesús, de alabar a Dios en los momentos difíciles, abren las puertas de un camino muy grande hacia el Señor y nos purifican siempre. La alabanza siempre purifica”.

En este mismo sentido, el Papa Francisco hizo referencia a un pasaje crítico de la vida de Jesús: en el momento en que Juan el Bautista atravesaba, prisionero, un momento de oscuridad, la duda lo invadió y mandó preguntarle: “¿Eres tú el que ha de venir, o debemos esperar a otro?”. Tras esta reacción del Bautista -señaló el Sumo Pontífice-, Jesús no elevó al Padre un lamento, si no un himno de júbilo: “Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños”.

Señaló que la oración de Jesús en aquel momento de aparente fracaso, nos conduce a todos los lectores del Evangelio a juzgar de forma diferente nuestras derrotas personales, o las situaciones en las que no vemos clara la presencia y la acción de Dios, cuando aparentemente el mal prevalece y no hay forma de detenerlo.

“Jesús alaba al Padre por lo que es -dijo el Papa Francisco-, porque es el Señor del cielo y de la tierra. Sabe y siente que su Padre es el Dios del universo, y sabe que el Señor de todo lo que existe es el Padre. De esta experiencia de sentirse ‘hijo del Altísimo’ brota la alabanza”.

De esta manera, el Papa Francisco invitó a toda la comunidad a alegrarse y alabar a Dios como personas humildes que acogen el Evangelio, “y porque en el futuro del mundo y en las esperanzas de la Iglesia están siempre los pequeños.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios