Viacrucis en San Fernando: ¿Qué aprendemos de las caídas de Jesús?

Los jóvenes de un tutelar representaron el viacrucis, su experiencia deja valiosas lecciones para todas las personas.
Viacrucis Centro Especializado para adolescentes
Viacrucis Centro Especializado para adolescentes

Viernes Santo es el día en que en muchos lugares del mundo se lleva a cabo la representación del Viacrucis, y el Centro Especializado para Adolescentes San Fernando, en la Ciudad de México, no fue la excepción.

El Viacrucis, rezo compuesto por 14 estaciones y que nos recuerda el camino doloroso de Jesús, comenzó a las 10 de la mañana en este lugar.

Alrededor de 30 jóvenes de 13 a 17 años, privados de su libertad, se reunieron en el área de las canchas de básquetbol y fútbol para realizar los rezos y la reflexión de cada estación, guiados por monseñor Héctor Mario Pérez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México.


Rezo del Viacrucis Foto: Cortesía

Rezo del Viacrucis Foto: Cortesía

El rezo comenzó con una oración inicial y una reflexión del obispo quien invitó a los jóvenes a preguntarse: ¿Qué podemos aprender de las caídas de Jesús?

Tanto él, como algunos de los internos, posteriormente se retiraron los zapatos y calcetines para caminar cada estación del Viacrucis tal como lo hizo Cristo y los jóvenes se turnaron para cargar la cruz en cada una de las estaciones. En cada estación paraban para hacer reflexiones.

Ni el sol, ni las distintas texturas del piso en los pies descalzos, ni el peso de la cruz desanimó a los participantes del rito hasta llegar al final.

Viacrucis en el tutelar de san Fernando. Foto: Cortesía.

Viacrucis en el tutelar de san Fernando. Foto: Cortesía.

El viacrucis fue acompañado por los cantos y la guitarra de Miguel Hernández, miembro de la Capellanía Esperanza, así como por cuatro jóvenes internos de San Fernando, quienes tocan la guitarra.

Jesús nos muestra que de las caídas uno se levanta

Poco antes de realizar la oración final, monseñor Héctor Mario Pérez compartió el siguiente mensaje con los jóvenes: “Ustedes se tropezaron una vez, Jesús se tropezó 3 veces; y cayéndose, se volvía a levantar. Para vivir la vida, se necesita caminar y mirar con los ojos al Cielo. Jesús está en cada uno de nosotros, si te caíste, pídele ayuda para levantarte y hacerlo diferente. El que se queda aquí con ustedes es Jesús, él mismo demuestra que no se vale quedarse caído.”

Rezo del Viacrucis Foto: Cortesía

Rezo del Viacrucis Foto: Cortesía

Las caídas nos invitan a levantarnos; reconocer nuestros errores, pedir perdón y confiar en Jesús nos ayudan a actuar diferente, les recordó el obispo.

Los jóvenes recibieron como regalos una cruz sin crucificado, que simboliza la que cada persona carga y un libro ilustrado sobre las reflexiones del Evangelio, esto como una manera de acercarlos a la Palabra del Señor.

En el viacrucis estuvieron presentes el doctor Andric Núñez Trejo, director del Centro Especializado para Adolescentes San Fernando; monseñor Ángel Lorente, Vicario Episcopal; Fray Martín, encargado de Pastoral Penitenciaria, el diácono Luis Antunez; Miguel Hernández de Capellanía Esperanza; el matrimonio  Jesús y Ana Valdez de la Dimensión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de México; así como Ricardo Aztegui, Alma Hernández y miembros del equipo de Pastoral Penitenciaria.

La Comunidad de Tratamiento Especializado para Adolescentes San Fernando, está en la alcaldía de Tlalpan, al sur de la Ciudad de México y alberga a jóvenes que cumplen un internamiento ordenado por un juez. Este lugar antes era conocido como correccional para menores.

Y a ti, ¿cuál es la caída que no te permite amar a Jesús y levantarte?