Tres verbos que los jóvenes necesitan para vivir mejor

El Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, dirigió un mensaje a los jóvenes reunidos en la Basílica de Guadalupe.
El Arzobispo Primado de México dio un mensaje en la Asamblea Juvenil 2022 de la Arquidiócesis Primada de México. Foto: Javier Rodríguez.
El Arzobispo Primado de México dio un mensaje en la Asamblea Juvenil 2022 de la Arquidiócesis Primada de México. Foto: Javier Rodríguez.

Encontrarse, compartir y descubrir, estos son los tres verbos que el Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México, compartió con los jóvenes como un camino de vida para vivir felices.

“Este proceso es magnifico, yo ya tengo 72 años estoy convencido de esto”, les dijo el Arzobispo a los participantes de la Asamblea Juvenil de la Arquidiócesis Primada, que se realizó este domingo en la Basílica de Guadalupe.

El primer paso es encontrarse

El buen vivir empieza por encontrarse, les explicó, “saber quién soy yo, conocerme a mí mismo”, esto incluye conocer nuestros hábitos y aptitudes.

Pero no ocurre si estamos asilados, conocer nuestra identidad incluye estar en comunidad. “Necesito encontrarme con los demás, por eso instintivamente el adolescente busca a otros adolescentes, nos necesitamos en esta etapa”.

Compartir

El segundo verbo para el éxito en la vida es compartir, abrir el corazón a los demás.

Muchos jóvenes, por querer encajar, comparten solo aspectos de su vida que los hacen ver bien, incluso a través de las redes sociales, pero lo que necesitan es conocer a otros jóvenes a su alrededor y percibir a quiénes se les tiene confianza para abrirles el corazón, para hablar de los buenos momentos, pero también de los malos.

“Necesitamos ser consientes de que debemos tener un círculo de relación se que va a haciendo permanente en donde yo pueda abrir lo que llevo dentro”.

Descubrir

El culmen del proceso de éxito en la vida es descubrir: mis potencialidades, a los demás y a Dios.

Cuando un joven se relaciona con los demás descubre la generosidad, la empatía y la fraternidad, descubre que puede dar mucho a los demás, explicó.

“Cuando he descubierto mi ser y he visto que crece con los demás, es entonces cuando se facilita creer en un Dios que me ama”.

“Creo que hay un Dios que me dio la vida, que entregó a su Hijo para enseñarme el camino, creo que me está esperando y que tengo que prepararme durante todo este tiempo de mi vida terrena para ese encuentro”.

El camino de encontrarse con Dios pasa por encontrarnos a nosotros y ser solidarios con los demás, agregó.

Previo al encuentro, el Cardenal presidió la Misa dominical en la Basílica de Guadalupe y durante la asamblea se regaló entre los presentes un boleto para acudir a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Lisboa.

Habrá otros boletos que se entregarán más adelante durante la Megamisión, la jornada misionera de jóvenes que realiza la Arquidiócesis Primada de México en octubre.

 

Puedes leer: 3 propuestas del Papa a los jóvenes para aprovechar las vacaciones

 

 

Compartir




Publicidad