Iglesia en México
rmb

Redes Vecinales de Solidaridad, una campaña para aligerar el encierro

La CEM y los jesuitas de México crearon esta iniciativa que se puede implementar en parroquias, colonias, unidades habitacionales, entre otros.
En este tiempo de encierro, las familias pueden caer en situaciones de tensión.
En este tiempo de encierro, las familias pueden caer en situaciones de tensión.

Con la finalidad de mitigar los estragos económicos y emocionales que en muchas familias puede causar el encierro al que hoy nos vemos obligados a consecuencia de la pandemia de COVID-2019, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y la Compañía de Jesús están impulsando la campaña denominada Redes Vecinales de Solidaridad (REVES).

Puedes leer: 10 medidas para proteger a los adultos mayores del coronavirus

A través de un comunicado conjunto, la CEM y los padres jesuitas de México dieron a conocer esta propuesta, que ponen en manos de las comunidades parroquiales y entre vecinos para que lo implementen y puedan generar una red de solidaridad durante la emergencia sanitaria.

Señalaron que la finalidad de las REVES es que, a través de las parroquias, se lleven a cabo acciones para evitar que haya tensión en los hogares apoyando a las familias, económica y emocionalmente, durante este tiempo de aislamiento.

Las actividades de las REVES frente al encierro son las siguientes:

  • Construir una red de apoyo emocional durante la contingencia para prevenir crisis de depresión, pánico o estrés.
  • Monitorear la situación de las vecinas y los vecinos más vulnerables.
  • Ubicar familias con antecedentes de violencia doméstica y tender redes de comunicación afectiva para prevenir situaciones de irritabilidad o agresión.
  • Colaborar en la satisfacción comunitaria de nuestras necesidades básicas de alimentación, medicinas, información verificada y seguridad.
  • Ayudar a una distribución solidaria de los posibles apoyos gubernamentales o eclesiales mediante las Cáritas Diocesana o Parroquiales.
  • Crear redes de oración en cada una de estas comunidades.

La Compañía de Jesús propone tres niveles de organización de las REVES: por calle o unidad habitacional; por colonia o sector, y por parroquia. Asimismo, para tener una mayor efectividad en la labor, la CEM y los padres jesuitas invitan a participar a las estructuras civiles, como delegados municipales, encargados del orden o jefes de sector; además de los integrantes de las estructuras religiosas, como agentes de pastoral, encargados de capillas o movimientos laicales.

Por otra parte, se pide a las parroquias promover la recolección de víveres y medicinas para ayudar a quienes no cuentan con recursos económicos, labor en la que es de suma importancia la participación de los jóvenes, quienes, en caso de generarse una escasez de alimento, podrán ser protagonistas de la caridad y del servicio en el acopio y distribución de víveres.

Para conocer más sobre cómo generar una REVES consulta el documento completo publicado por la CEM.

Si necesitas asesoría ingresa a Cáritas Mexicana.

Comentarios