¿Qué hacen las estatuas de Aristóteles y Ptolomeo en una Catedral?

La catedral de Chartres tiene un estilo gótico y ofrece un repaso de los grandes protagonistas de la ciencia
Las estatuas de Aristóteles (izq.) y de Ptolomeo (der.) en la Catedral de Chartres
Las estatuas de Aristóteles (izq.) y de Ptolomeo (der.) en la Catedral de Chartres

Entre los largos intentos de diálogo entre la fe y la razón, la arquitectura francesa hizo un fuerte intento de reconciliación con el reconocimiento de los grandes pensadores de la humanidad en uno de los portales de la Catedral de Chartres, una de las más famosas de Francia, de modo que en este lugar a través de esculturas conviven santos, profetas, científicos, filósofos, personajes bíblicos e incluso reyes.

La Catedral de Chartres también fue escuela, fundada por el obispo Fulbertus Carnotensis (960-1028), y ahí se cultivó la filosofía, la teología y todas las disciplinas de la época.

El que santos y científicos convivan aquí por medio de la escultura es una clara señal de que ambas deben y pueden dialogar.

¿Qué filósofos y científicos están en la Catedral de Chartres?

En las más de 700 esculturas de este portal están representados el matemático Pitágoras, relacionado con la música ya que pudo definir las proporciones numéricas de los sonidos; el filósofo y político Cicerón como representante de la retórica. Están el filósofo griego Nicómaco, así como el filósofo y estadista Boecio.

El pedagogo Quintiliano, Arquímedes que fue físico, inventor, astrónomo y matemático. Euclides representa la geometría. Sócrates, Platón y Aristóteles a la filosofía. Ptolomeo para la astronomía, Quilón y Donato para la gramática.

Puedes leer: Catedral de Notre Dame: hallan sarcófago del siglo XIV con su ocupante

La Catedral de Chartres es de estilo gótico y forma parte del patrimonio cultural de la humanidad de la UNESCO.

Y al haber sido también escuela allí se estudió el platonismo a partir de los textos y reflexiones de San Agustín.

Se distinguió por su interés científico y humanitario siguiendo los pasos de Aristóteles, principalmente en las matemáticas, la astronomía, la fisiología y la medicina.

El dialogo entre la fe y la razón parte de la revelación divina y a pasos lentos fue llevando hacia la creación del racionalismo cristiano. En la búsqueda de este permanente diálogo han destacado personas tan importantes como Santo Tomás de Aquino, y a la fecha, muchos sacerdotes y religiosos tienen como segundas profesiones la cátedra en distintas ciencias en universidades de todo el mundo.

Aquí puedes ver más de este tema:

 

Puedes leer: Conoce la Capilla de Ánimas, el ‘templo secreto’ de la Catedral de México

Compartir




Publicidad