Iglesia en México

Pide la Catedral Metropolitana reforzar la seguridad del recinto

El caso del joven que logró burlar la seguridad y subir hasta el campanario, puso en evidencia la necesidad de una mayor seguridad.
La Catedral de México es considerada la joya colonial de América.
La Catedral de México es considerada la joya colonial de América.

El Cabildo Metropolitano de la Catedral de México pidió al Gobierno Federal fortalecer la seguridad del recinto, luego de que un joven lograra subir hasta el campanario la mañana de este jueves.

En entrevista con Desde la fe, el padre Ricardo Valenzuela, Sacristán Mayor de la Catedral de México, explicó que, en la actualidad, únicamente el Servicio de Protección Federal resguarda el interior de esta iglesia, considerada la joya colonial de América.

Te puede interesar: Catedral de México, la joya colonial de América

“Lo que nosotros pedimos es que, siendo un inmueble federal tan emblemático e importante para el Arzobispado, pudiéramos restablecer la seguridad exterior, con la Policía Federal, y mantener la seguridad al interior con Protección Federal, como se tenía antes”.

Este jueves, un hombre de mediana edad logró esquivar la seguridad y subir hasta el campanario. Aunque los primeros reportes hablaban de un intento de suicidio, el padre Valenzuela lo rechazó.

“El muchacho, de nombre Enrique, se metió –a decir de los policías– cinco veces en la noche a la Catedral, y las cinco veces pudieron sacarlo. Hacia las seis de la mañana, o seguramente antes, se volvió a meter y pudo trepar hasta allá arriba (…) Yo hablé con el muchacho y suponemos que no se quería suicidar. Más bien tuvo que ver con un brote psicótico”, explicó.

Aún no se sabe con certeza cómo logró subir hasta la torre del campanario: “por las cámaras se podrá saber. Yo no tengo todavía el reporte en este momento, porque nadie se explica cómo fue que subió”.

Aunque el allanamiento no resultó de gravedad, el Sacristán Mayor de la Catedral aseguró que este hecho muestra la importancia de reforzar la seguridad en el templo. Actualmente sólo unos seis elementos resguardan el interior.