Iglesia en México

Papa Francisco entrega el palio arzobispal al arzobispo de Tlalnepantla

Este ornamento, que el Santo Padre entregó a 31 obispos metropolitanos, les recuerda que ante todo deben ser pastores.
Papa Francisco entrega el palio

Tras una Celebración Eucarística en la que aseguró que “Jesús no es pasado, sino presente y futuro”, el Papa Francisco entregó el palio arzobispal a 31 obispos metropolitanos, entre ellos a monseñor José Antonio Fernández Hurtado, Arzobispo de Tlalnepantla, y les hizo la consigna de imitar los apóstoles Pedro y Pablo en su empeño de anunciar a Cristo.

“Jesús -señaló el Papa Francisco-, no es un personaje para recordar, sino aquél a quie Pedro tutea: ‘Tú eres Cristo’”. El Santo Padre dijo a los 31 obispos que  este signo recuerda a la oveja que el pastor está llamado a llevar sobre sus hombros, y es señal de que no viven para sí mismos, sino para sus ovejas, hasta perder la vida por ellas.

Tras recibir el palio arzobispal, monseñor José Antonio Fernández señaló que este gesto del Papa es una bendición para el pueblo de México, y en especial para la Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla. Asimismo, hizo extensivos los saludos del Sumo Pontífice al pueblo mexicano y sus deseos de que la Iglesia de nuestro país siga siendo una Iglesia misionera, en la que Cristo esté al centro.

El palio arzobispal es un ornamento que usan los obispos metropolitanos sobre sus hombros por encima de la casulla al celebrar la Santa Misa. Tiene la forma de una faja circular, sobre la cual penden dos tiras rectangulares que se colocan sobre el pecho y la espalda, y se elabora con la lana de los corderos que le presentan cada año al Papa para su bendición el 21 de enero, en que se celebra la fiesta de Santa Inés.

Puedes leer: Lectio Divina: Andan como ovejas sin pastor