Iglesia en México

El Niñopa de Xochimilco tiene nueva mayordomía

El Cardenal Carlos Aguiar presidió la Misa en que la familia Serralde asumió el cuidado de la imagen durante 2019.
Foto: Ricardo Sánchez

Este 2 de febrero, en la Parroquia San Bernardino de Siena Xochimilco, se llevó a cabo el cambio de Mayordomía del Niñopa, al término de la Misa presidida por el Cardenal Carlos Aguiar RetesArzobispo de México con motivo de la Fiesta de la Candelaria. El cambio de mayordomos de esta imagen esculpida en madera en el siglo XVI, con la que se venera al Niño Dios en esta alcaldía, tiene lugar cada año en esta fecha.

A su llegada, el Cardenal Carlos Aguiar Retes fue recibido por el Obispo de la VIII Vicaría Episcopal, Mons. Andrés Vargas Peña; por el padre Salvador González Morales, encargado del recinto; por los sacerdotes que integran la Unidad Pastoral de la zona, y por el alcalde de Xochimilco, José Carlos Acosta Ruíz.

Durante su homilía, el Arzobispo de México dijo que la comunidad de Xochimilco, gracias a sus antecesores, tienen la hermosa tradición de llevarse al Niño Dios a sus hogares en la figura del Niñopa, e ir mostrando al pueblo que Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, camina en medio de todos.

Explicó que la Fiesta de la Candelaria evoca la presentación de Jesús, por sus padres, ante el Señor, y que en esta celebración eucarística las velas se encienden para representar a Jesús, “que se convierte en luz que ilumina nuestro camino”. En este sentido, llamó a los presentes a voltear hacia Jesús en los momento difíciles de la vida, en la angustia, la desesperación y la ansiedad, a fin de encontrar luz en la oscuridad.

Finalmente, el Cardenal Carlos Aguiar pidió al Señor por la familia que ejerció la Mayordomía del Niñopa durante 2018, y por la familia que recibió tan honorable encomienda para este año.

El nuevo mayordomo es el señor Jorge Serralde, cuyos padres, quienes solicitaron la Mayordomía hace 35 años, fallecieron en la espera de asumir la encomienda. Profundamente conmovido, el ahora mayordomo se dijo feliz de asumirla, y prometió guardar las normas cristianas que ésta exige. Asimismo, pidió a la comunidad de Xochimilco “jalarle las orejas” en caso de no tener un comportamiento recto.

 

Leer: La Candelaria en Mixcoac, fecha que une a los pueblos