¿Nacimientos hechos con rábano? Esta tradición te sorprenderá

¿Imaginas un Nacimiento hecho con rábanos? Así es la Noche de los Rábanos, una tradición navideña que nació en Oaxaca.
La Noche de los Rábanos. Foto: Alejandro Linares Garcia / Wikipedia.
La Noche de los Rábanos. Foto: Alejandro Linares Garcia / Wikipedia.

Una de las tradiciones navideñas en el estado de Oaxaca es la Noche de los Rábanos, que consiste en hacer esculturas para los Nacimientos usando rábanos, en el marco de un concurso que tiene gran fuerza popular y cuyo origen data del siglo XVIII.

Puedes leer: Navidad, ¿qué dice la Biblia del Nacimiento de Jesús? 

Esta tradición tiene lugar cada 23 de diciembre y al parecer su origen se debió a una sobreproducción de este vegetal en la entidad, que dos frailes aprovecharon para hacer las primeras figuras que llevaron al mercado navideño donde fueron vistas con aceptación y sirvieron de modelo a otros creadores.

Los rábanos en la entidad llegan a medir hasta 50 centímetros de largo por 10 de ancho, y pueden llegar a pesar hasta tres kilos cada uno. En 2014, el total de rábanos que se usaron para este evento llegó a pesar 12 toneladas.

Noche de los Rábanos. Foto: www.gob.mx

Noche de los Rábanos. Foto: www.gob.mx

Puedes leer: ¿Qué son y qué no son las posadas?

En 1897, el gobernador de Oaxaca Francisco Vasconcelos creó formalmente el concurso de manera anual. La variedad de rábano más cotizada para hacer las figuras es la criolla, que no se oxida con el aire tan fácilmente como otras, por lo que a lo largo de algunas horas pueden ser apreciadas las esculturas navideñas.

A través de los colores rojo y blanco de los rábanos se da forma al Niño Dios, a la Virgen María, la estrella de Belén, los Reyes Magos, los pastores, los animales y todo aquello que en esté en la creatividad de los artistas.

En cuanto a las herramientas para hacer estas figuras de la Noche de los rábanos, los artesanos utilizan el cuchillo, objetos punzantes y palillos, todo de acuerdo a la caprichosa forma en la que nacen los rábanos, lo que exige mucha creatividad y destreza.

Son nacimientos efímeros, por lo que cada año se fabrican nuevos y que pueden terminar en ensaladas.

Fue san Francisco de Asís quien inició la tradición Nacimiento navideño, cuando en el siglo XI,  en la población de Greccio, en Italia, representó el nacimiento de Jesús con personas.

Posteriormente comenzó a extenderse por el mundo cristiano la costumbre de representar el nacimiento de Jesús con figuras fabricadas en diferentes materiales, pero siempre con dos constantes: devoción y alegría.

 

Carlos Villa Roiz es periodista especializado en religión. 

 

Puedes leer: Nacimiento navideño: todo lo que debes saber

Compartir




Publicidad