“Lo importante es recibir la ceniza con fe”: fieles en la Catedral de México

Los católicos de la CDMX se adaptaron a vivir un Miércoles de Ceniza en pandemia y con medidas sanitarias.
Miércoles de ceniza. Imposición de ceniza en la Catedral de México. Foto: María Langarica
Miércoles de ceniza. Imposición de ceniza en la Catedral de México. Foto: María Langarica

Este 17 de febrero, en la Catedral Metropolitana de México, el padre Ricardo Valenzuela, rector del recinto, celebró una Santa Misa ante unos 70 feligreses, quienes posteriormente se colocaron a lo largo del Comulgatorio para recibir la ceniza, con los protocolos de salud establecidos por la Santa Sede para evitar contagios de Covid-19.

Puedes leer: Papa Francisco en Miércoles de Ceniza: Es tiempo de regresar a Dios

Cabe señalar que, a diferencia de otros templos de la Arquidiócesis de México, en que los párrocos distribuyen la ceniza en bolsitas para que los fieles se la impongan en casa, en la Catedral Metropolitana el ritual se realiza al interior, frente al Altar de los Reyes.


Durante la Misa, el rector Ricardo Valenzuela, tras bendecir las cenizas, pronunció a una sola voz y para todos los fieles, la fórmula del ritual contenida en el Misal Romano: Conviértanse y Crean en el Evangelio. “Que estas palabras -agregó-, resuenen en nuestro interior mientras recibimos la ceniza”.

A la Misa de Miércoles de Ceniza en la Catedral de México acudieron aproximadamente 70 fieles. Foto: María Langarica

A la Misa de Miércoles de Ceniza en la Catedral de México acudieron aproximadamente 70 fieles. Foto: María Langarica

Asimismo, señaló que la Cuaresma es la fiesta más grande e importante para los cristianos, la cual consta de 40 días de preparación; es decir, de arrepentimiento y búsqueda del perdón de Dios, lo cual proporciona a las personas una fuerza liberadora.

“El pecado nos lleva a una situación de conflicto que nos aleja de Dios -explicó-, por lo tanto, este tiempo de arrepentimiento es muy importante para poder llegar a la Pascua radiantes, alegres, jubilosos y llenos de la presencia del Señor.

Bendición de las cenizas en la Catedral de México el Miércoles de Ceniza. Foto: María Langarica

Bendición de las cenizas en la Catedral de México el Miércoles de Ceniza. Foto: María Langarica

Las voces de los fieles en la Catedral Metropolitana

Roberto Guzmán, de 50 años, vive en Dallas, Texas (Estados Unidos), pero ante la amenaza de una tormenta de nieve en su lugar de residencia, vino a pasar un tiempo a México, y aprovechó para visitar la Catedral Metropolitana el Miércoles de Ceniza.

“Recibir la ceniza es para mí una costumbre ya de muchos años, así que por eso vine: quiero empezar la Cuaresma entregado un poco más a Dios, un poco más cercano a Él, ya que tenemos mucho que agradecerle, al igual que a la Virgen. ¡Es un privilegio el poder estar aquí!”.

Roberto Guzmán, de Dallas, Texas, acudió a Catedral Metropolitana para recibir la ceniza.

Estela Alverde Vázquez, de 52 años, vive en la Ciudad de México, y desde que tiene uso de razón había ido a tomar ceniza cada año, y se la habían puesto en la frente. “Hoy me la pusieron en la cabeza, pero eso no importa, lo importante es recibirla con fe y deseos de cambiar”.

“Es un signo que decidimos recibir con la promesa de portarnos bien, de lograr un cambio en nuestra persona, de hacer las cosas lo mejor que se pueda; entonces, ¡qué más da que nos la impongan en la cabeza o en la frente!”.

A Estela le parece bien que en la Iglesia se estén guardando las medidas sanitarias este Miércoles de Ceniza para evitar contagios de Covid-19, “ya que es terrible tener que estar en un hospital sufriendo la enfermedad y con dificultades para respirar”.

Estela Velarde tras recibir la ceniza en Catedral Metropolitana.

Por su parte, Virginia Rodríguez, de 64 años y también originaria de la Ciudad de México, señala que anualmente acude a Catedral Metropolitana en Miércoles de Ceniza, pues para ella recibir la ceniza es una forma de tener paz y fortaleza durante toda la Cuaresma y la Semana Santa.

“El que nos hayan puesto esta vez la ceniza en la cabeza, y no en la frente como se acostumbra, o incluso que nos la den en sobrecitos para ponérnosla en casa, no tiene importancia, ya que lo importante es estar con el Señor”.

La señora Virginia Rodríguez, feliz de haber podido acudir a Catedral Metropolitana en Miércoles de Ceniza.

A Virginia Rodríguez le incomoda que algunas personas digan que la ceniza únicamente debe recibirse en la frente.

“Ya vendrán otros Miércoles de Ceniza, y podremos recibirla en la frente como se debe; pero no podemos estar viendo las cosas con pesimismo, porque, como decía mi abuelo: “Si no se alcanza a ver pa’ delante, ni pa’ atrás, entonces se mira hacia el Cielo”.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios