La sabia respuesta de un Cardenal ante un supuesta ‘hostia que late’

En días pasados circuló en las redes sociales un supuesto milagro eucarístico: una hostia que late; el Arzobispo de Guadalajara se pronunció al respecto.
El cardenal José Francisco Robles hizo referencia a una supuesta ‘hostia que late’ en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario en Jalisco. Foto: Arquidiócesis de Guadalajara.
El cardenal José Francisco Robles hizo referencia a una supuesta ‘hostia que late’ en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario en Jalisco. Foto: Arquidiócesis de Guadalajara.

La semana pasada un medio de comunicación católico difundió un supuesto milagro eucarístico a partir de algunos videos viralizados en las redes sociales. Esto habría ocurrido en una parroquia del estado de Jalisco, en la Arquidiócesis de Guadalajara, particularmente.

Fue hasta el domingo 31 de julio que el arzobispo de esa Iglesia particular, el cardenal José Francisco Robles, hizo referencia a una supuesta ‘hostia que late’ en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, en el municipio Zapotlanejo, en los altos de Jalisco.

En primer lugar, el arzobispo de Guadalajara dijo que, a pesar de tratarse de algo muy serio y delicado, nadie le ha informado de manera directa.

Puedes leer:  ¿Qué son los milagros eucarísticos?

“Hasta este momento no he recibido ningún reporte ni del párroco, ni del sacerdote que dirigía la oración, ni de los mismos fieles que vivieron lo que vieron; nadie absolutamente se ha acercado a mí para decirme: aquí está el hecho, las evidencias con las que contamos, usted diga’. Pero nadie se ha acercado a mí”.

Actuar con prudencia

Tras señalar que siendo el Sacramento más grande la fe católica, pues en él se encuentra la presencia real y viva de Jesús, el arzobispo consideró muy delicado que se haga oficial algún elemento extraordinario sin que la autoridad eclesiástica conozca el hecho, sin que “revise los detalles que se tienen que revisar para poder decir que se trata de un acto sobre natural, prodigioso, de un milagro”.

Y advirtió: “Imagínense que alguien monta un posible escenario de milagro y luego que la autoridad sin más lo declara que así es, y después se comprueba que es un vil montaje, ¿en qué queda la seriedad del tema? La presencia real de Jesucristo ¿y en dónde queda la autoridad la Iglesia?”

El cardenal Robles compartió que le han tocado vivir experiencias en este campo con las que se juega con el sentimiento y la fe de la gente, se desacredita a la autoridad y la seriedad de la Iglesia.
Jesús está en la Eucaristía

Para la Iglesia -sentenció sabiamente el Cardenal- en cada Eucaristía que se celebra se hace real y verdaderamente presente Jesús en el pan y el vino consagrados, independientemente de que sangre, de que palpite, de que no palpite, es independiente. El milagro es que se realice la presencia viva de Jesucristo y nuestra fe no necesita ordinariamente de esas manifestaciones sobrenaturales”.

En este sentido, la Arquidiócesis de Guadalajara recordó que el proceso para comprobar un milagro eucarístico puede llevar incluso años, y se deben aportar diversas pruebas que permitan estudiar el caso.

 

Puedes leer: Siglos después, el milagro eucarístico de Lanciano sigue sorprendiendo

Compartir