La oración, el mejor recurso para sanar el alma

Imparten talleres y pláticas sobre codependencia, relaciones familiares, pérdidas y duelos, depresión, perdón, entre otros.
Unidos en oración
Unidos en oración

Durante más de 37 años, el Centro de Oración del Sagrado Corazón de Jesús ha ayudado a sanar a miles de personas a través de la oración y acompañamiento psicoemocional.

En entrevista con Desde la fe, María Esther Barnetche Pous, fundadora de este espacio, explicó que este centro nació con el objetivo de sanar heridas emocionales que las personas van arrastrando durante su vida.

Esto, explicó, “puede provocar la infelicidad, violencia familiar, carencias económicas y afectivas, entre otras situaciones adversas. Nuestro carisma es la oración de sanación interior”.


Lee: La oración: salir de mí mismo para asomarme por la ventana

La especialista explicó que no sólo conjugando teorías o prácticas psicoterapéuticas se llega a una sanación integral, también se debe de combinar la espiritualidad, pues a través de un acercamiento con Dios y con Jesús, es posible sanar el alma.

Talleristas del Centro de Oración del Sagrado Corazón. Foto Cortesía COSC

Talleristas del Centro de Oración del Sagrado Corazón. Foto Cortesía COSC

Sanar el espíritu

“El ser humano es cuerpo, mente y espíritu, y esta última parte no se toma en cuenta, pues no se ve, pero se siente”, dijo por su parte Perla María Montaño, directora del Centro de Oración del Sagrado Corazón.

“A través de nuestros talleres y cursos queremos llevar a las personas a un encuentro con Jesús vivo; por lo tanto, todo nuestro esfuerzo se dirige a ayudarles a encontrar el amor misericordioso de Jesús, para que a través de Él se encuentren a sí mismas”.

Perla, quien lleva 32 años impartiendo talleres, comenta que, a través de ellos, las personas pueden encontrar la raíz de sus conductas inadecuadas, emociones o sentimientos negativos, para que, al reconocerlos, no reaccionen impulsadas por esa herida.

Los talleres, impartidos en sus instalaciones ubicadas en Francisco de la Maza #94, colonia Olivar de los Padres, son dirigidos a cualquier persona mayor de 18 años, y abordan temas como sanación de las relaciones familiares, codependencia, pérdidas y duelos, depresión y esperanza, el perdón, autoestima, abuso, amor propio, sanación de la historia, crecimiento espiritual y sanación interior.

“Aunque somos un grupo de laicos comprometidos, no dependemos de alguna parroquia en particular; no obstante, impartimos los talleres en las parroquias donde nos solicitan”, detalla Montaño.

Sanación y oración en redes sociales

Debido a la emergencia sanitaria por coronavirus COVID-19, el Centro de Oración físicamente suspendió sus talleres presenciales; sin embargo, a través de pláticas virtuales por YouTube, encontraron la manera de seguir ayudando a las personas, comenta María Barnetche Pous.

“Estas cápsulas iniciaron hace un mes, y las transmitimos en vivo todos los miércoles en punto del mediodía, donde abarcamos temas que puedan ayudar en estos momentos de confinamiento. Se tocó el tema del cuidado de dinero, de los sentimientos que surgen de esta cuarentena, entre otros. El objetivo es que si a la gente, al escuchar la charla, la hacemos reflexionar en algún punto, ya están dando un primer paso para transformar su vida”, señala la fundadora del Centro de Oración del Sagrado Corazón.

¿Cómo surgió el Centro de Oración?

El Centro de Oración del Sagrado Corazón fue fundado en 1983 por Elia María Barnetche Pous, María Esther Barnetche Pous y Tesha Prieto de Martínez Báez, quienes estaban en el ministerio de oración por los enfermos de la Parroquia de la Santa Cruz del Pedregal, en la Ciudad de México.

En una reunión de la Asociación de Terapeutas Cristianos, de la cual formaban parte desde 1978, Elia, María Esther y Tesha conocieron al sacerdote jesuita James J. Wheeler, quien las invitó a participar en el “Curso de Crecimiento Espiritual y Sanación Interior”, basado en los ejercicios de San Ignacio. Al terminar, pidieron su autorización para traducirlo y compartirlo con las personas del ministerio parroquial.

El padre les dio su aval y las invitó a tomar el curso de “Preparación para el Ministerio de Oración por Curación Interior”, cada uno con duración de dos años. Mientras tanto, ellas maduraban la idea de hacer en México un centro como el del Padre Wheeler.

En 1989 María Esther, Elia y Tesha escribieron dos libros que tratan sobre los problemas de la codependencia: Quiero ser Libre y Libre de Adicciones, lo cual atrajo a mucha gente al primer centro creado en la Ciudad de México en 1983.

El primer Centro Oración del Sagrado Corazón, fue el semillero para extender su método de sanación emocional y espiritual a 14 lugares más, ubicados en Estados Unidos, Chihuahua, Puebla, Querétaro, Guadalajara, Barcelona (España) y Costa Rica.

Taller en línea del Centro de Oración. Foto: Cortesía COSG

Taller en línea del Centro de Oración. Foto: Cortesía COSG

Sanación en línea

El jueves 11 de junio se llevará a cabo el taller “Quiero ser libre”, sobre codependencia, el cual tendrá una duración de 8 semanas, y se impartirá todos los jueves de 19 a 21 horas a través de la plataforma Zoom. Para mayor información, contactar a [email protected] o al teléfono 5683-5242.

“A lo largo de más de tres décadas de mi ministerio personal, he podido ayudar a cerca de mil personas por año y he podido constatar que Dios nos está esperando para acercarnos a Él y sanar, porque nos quiere mostrar que el dolor no es una manera de vivir, Él quiere nuestra felicidad”, finalizó María Esther.



Google-news