Iglesia en México

La Misericordia de Dios guía los trazos de esta pintora

Tras un accidente, tuvo una experiencia mística que la animó a iniciar su apostolado.
Susana Segura es apóstol de la Divina Misericordia. Foto: Ricardo Sánchez
Susana Segura es apóstol de la Divina Misericordia. Foto: Ricardo Sánchez

Jesús utilizó el amor que siento por Él, a través de mis manos y mi corazón para plasmarlo en una pintura que refleja su gran amor por la humanidad, asegura Susana Segura, apóstol de la Divina Misericordia.

La pintura que hizo de Jesús, Señor de la Misericordia, ha recorrido el mundo y ha ganado devotos de esta advocación. “He sabido de grandes favores recibidos en los lugares que visitó durante el tiempo que estuvo peregrinando, y continúa derramando bendiciones”, expresa.

Ella nació en el seno de una familia católica, sin embargo, no se consideraba cercana a la Iglesia. “En el momento más triste y oscuro de mi vida pude recibir la misericordia de Jesús. Estaba hospitalizada y muy deprimida en Canadá y un sacerdote vino a verme y me dio la comunión, en ese momento sentí una alegría inmensa, me sentí aliviada del alma”.

Leer: Marisela Cuellar, la catequista de los niños con discapacidad

Cuando regresó a México vio la necesidad de compartir su experiencia con los enfermos de los hospitales. Tiempo después la invitaron al Ápostolado del Señor de la Misericordia y le presentaron la primera imagen pintada por Eugenio Kazimirozki por indicaciones de Santa Faustina en 1935.

“Esta coincidencia me llevó a investigar más sobre esta advocación”. Tuvo oportunidad de visitar Polonia y el santuario donde se encontraba la pintura, ahí fue donde surgió la necesidad de pintar un cuadro nuevo, pues a su sentir, la pintura no reflejaba la mirada misericordiosa de Jesús.

“Al regresar a México hice muchos bocetos, incluso me di por vencida. Durante tres meses ininterrumpidos hice muchísima oración y le pedí al Señor que guiara mis trazos, y por fin la terminé y era exactamente lo que yo quería plasmar”.

Leer: La filipina que dedica su vida a los migrantes en México

El 26 de febrero de 2010 terminó el cuadro y recibió la bendición solemne el 11 de abril de ese año.

La imagen de Jesús, Señor de la Misericordia. Foto: Cortesía/Susana Segura

La imagen de Jesús, Señor de la Misericordia. Foto: Cortesía/Susana Segura

Durante un año, la imagen peregrinó y al final se quedó en el Altar de la Parroquia Madre de Dios en Czestochowa en México. También ha realizado varias reproducciones las cuales ha donado a diversas iglesias.

Perfil: La pintora de la Misericordia

  • Susana Segura es apóstol de la Divina Misericordia desde 2005.
  • Ha repartido más de dos millones de estampas con la imagen que pintó.

Leer: La religiosa que jamás abandona a los enfermos