Iglesia en México
rmb

La Iglesia en México inauguró su 109 Asamblea Plenaria

Mons. Rogelio Cabrera, presidente de la CEM, invitó a sus obispos a trabajar para ser mejores hermanos, ciudadanos y pastores
Monseñor Rogelio Cabrera, presidente de la CEM.
Monseñor Rogelio Cabrera, presidente de la CEM.

Con un llamado a sus hermanos obispos a trabajar por una Iglesia pueblo, misionera y evangelizadora, monseñor Rogelio Cabrera López, inauguró formalmente los trabajos de la 109 Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Debido a las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia, los trabajos de esta reunión se llevan a cabo a distancia, de forma digital.


Leer: CEM lanza llamado de emergencia por inundaciones en el sureste

Monseñor Cabrera, presidente de la CEM y Arzobispo de Monterrey invitó a sus obispos a trabajar durante esta semana de Asamblea para ser mejores hermanos, ciudadanos y pastores.

Además, invitó a los Obispos del país a convocar a encuentros de diálogo sinodal entre todas las diócesis del país y con los ciudadanos, “para encontrarnos y platicar de los grandes temas y preocupaciones nacionales y locales en un sano equilibrio pastoral”.

“Convoquemos por ahora virtualmente, pero donde se pueda y con cuidado hagámoslo de manera presencial (…) Que estos encuentros de diálogo sinodal nos hagan vivir esa cultura del encuentro que pide el Papa.

Renovar y profundizar el compromiso

Por su parte, el Nuncio Apostólico en México, monseñor Franco Coppola, pidió a los Obispos mexicanos seguir las palabras del Papa Francisco, pero sobre todo su ejemplo.

Él, desde su elección, renunció a vivir aislado en el Palacio Apostólico para convivir con los sacerdotes que colaboran con él en la Curia Romana. Al final de la celebración eucarística de cada día, saluda a todos los fieles, escuchándolos uno a uno; nunca falta a sus citas de oración personal con el Señor cuando se levanta cada mañana, antes de celebrar la Misa y al final del día, antes de cenar”.

Escuchemos y sigamos su palabra, pero sobre todo, miremos y aprendamos de sus gestos, actitudes y acciones: de su cercanía y sencillez y de su empeño por romper barreras”, señaló.

Por último, monseñor Coppola pidió a los obispos renovar y profundizar el compromiso en pro del cuidado de las personas vulnerables, de los más pequeños y frágiles, entre los que se encuentran quienes han sido objeto de abuso por parte de clérigos y sacerdotes.

“Las directivas y disposiciones de la Santa Sede y particularmente las ofrecidas por el Santo Padre están ya, de manera fuerte y clara, ante nosotros. Tengámoslas siempre ante nuestra mirada y en el corazón, junto con el ejemplo que nos ha dado en estos años!”.

La Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano culminará el próximo viernes 13 de noviembre. Tendrá algunas actividades abiertas al público y otras tantas en las que participarán únicamente los obispos del país.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios