Iglesia en México

Fiesta a lo grande en el Seminario de San Luis Potosí

Unas 6,000 personas acudieron al Seminario Guadalupano este 1 de mayo, día de san José Obrero
Fiesta en el Seminario potosino.
Fiesta en el Seminario potosino.

Unos con voz afinada y otros no tanto, sacerdotes, profesores, bienhechores y fieles de la Iglesia potosina dejaron salir su canto acompañado de la música del “Mariachi Kukulkán”, que este 1 de mayo, en que se celebra la fiesta litúrgica de san José Obrero, acudió a las instalaciones del Seminario Guadalupano Josefino, casa de formación que hoy cuenta con 164 años de historia.

Con este animado ‘karaoke vernáculo’ la comunidad celebró  la fiesta patronal del Seminario. Entre los más de 6,000 asistentes, se encontraban muchos bienhechores anónimos de esta casa de estudios, a quienes monseñor Luis Morales Reyes, Arzobispo Emérito de Arquidiócesis potosina, agradeció sentidamente el esfuerzo que hacen por seguir apoyando las vocaciones sacerdotales.

“Sólo Dios sabe con cuanto sacrificio sostienen ustedes este Seminario -dijo, durante la Misa de acción de gracias-. En un ambiente de egoísmo, ustedes han sabido brillar por su generosidad. Dios les recompense en abundancia y bendiga a sus familias y trabajos”.

A manera de reflexión en torno a la relación entre san José y Jesús, monseñor Luis Morales señaló: “José es el obrero, Jesús la obra; José es el silencio, Jesús la Palabra; Jesús es la Luz en las noches de san José; Jesús es más hermosa obra que salió del taller de san José… Pidámosle a san José que traslade su taller de carpintero a nuestro Seminario Guadalupano Josefino, para que nuestros seminaristas tengan un corazón como el de Cristo…”.

Tras la Misa, y las horas de sana diversión y buena comida, la comunidad se fue retirando paulatinamente entre tarareos de los cantos; no sin antes pasar a hojear el material expuesto en la III Feria del Libro Católico, y adquirir algunos ejemplares para nutrirse en casa del mensaje del Evangelio, como lo sugirió a la feligresía monseñor Luis Morales Reyes, al dar por inaugurada esta iniciativa literaria cerca del mediodía.

Cada año, el Seminario Guadalupano Josefino, en la fiesta de san José Obrero, lleva a cabo esta festiva celebración a manera de agradecimiento a los bienhechores de esta histórica casa de estudios, misma que desde hace aproximadamente un lustro ofrece también educación preparatoria avalada por la Secretaría de Educación Pública para jóvenes de la localidad.

Puedes leer: El viaje de la Virgen de Guadalupe que pocos conocen