Iglesia en México

Europa necesita ser re-evangelizada: Arzobispo de Granada

En entrevista, destacó la tarea que tienen los laicos en el proceso de re-evangelizar Europa.
Monseñor Francisco Javier Martínez, Arzobispo de Granada.
Monseñor Francisco Javier Martínez, Arzobispo de Granada. Foto: Carlos Villa Roiz

“Europa necesita de una intensa reevangelización”, señaló Monseñor Francisco Javier Martínez, Arzobispo de Granada, entrevistado en el Seminario Mayor de la Arquidiócesis de México en el marco del seminario Globalización e identidad católica en el cambio de época.

Leer: Alto funcionario del Vaticano pide a EU ser solidario con migrantes

“Nuestros pueblos se mueren por los problemas de la demografía y de la falta de natalidad. Hemos perdido de tal manera la esperanza de la vida eterna y del cielo, que no tenemos razones suficientes para seguir viviendo y para transmitir el valor de la vida a las generaciones que vienen, unos países más que otros, pero en España, por ejemplo, se mueren estos valores. Claro que hay que re-evangelizarla. Naciones que tienen un pueblo cristiano dinámico y vivo, como son los de Latinoamérica y México, eso es una gran bendición”.

El Arzobispo de Granada dijo: “Nosotros tenemos una historia que nos pesa mucho y en esa historia, pesan también dos guerras mundiales y la Guerra Civil Española que Latinoamérica no ha padecido, por fortuna, y por lo, tanto, gozan de una frescura en la fe y una gran sencillez en la fe, que nosotros, desgraciadamente, como sociedad y como pueblo, han venido en deterioro”.

Al preguntarle sobre si hay iglesias cerradas por falta de fieles, respondió: “las iglesias, por ahora, no se cierran en las grandes ciudades pero si en los pueblos, porque se están quedando vacíos porque la gente emigra a las ciudades, lo cual es una forma de empobrecimiento, porque la calidad de vida de los pueblos y la cultura de los pueblos se pierde en las ciudades.

Finalmente, destacó la tarea que tienen los laicos en el proceso de re-evangelizar Europa: “el papel de los laicos es vital, porque los laicos pertenecen al pueblo cristiano, claro, acompañados con sus sacerdotes, pero el sacerdote solo es un acompañante. Los laicos católicos tienen una enorme responsabilidad en esta tarea”.