Iglesia en México
rmb

Un profesor oaxaqueño gana concurso internacional de música

El maestro de la Universidad Católica Lumen Gentium de la Arquidiócesis obtuvo el premio Golden Classical Music Award.
Entre los mejores pianistas del mundo, profesor de la UCLG.
Entre los mejores pianistas del mundo, profesor de la UCLG.

Manuel Antonio Casas Camarillo es un joven pianista originario de Huajuapan de León, en Oaxaca. El pasado fin de semana obtuvo el segundo lugar de la competencia internacional de música Golden Classical Music Award, en la categoría de piano, con lo cual se coloca entre los mejores pianistas del mundo y pronto tocará en el Carnegie Hall de Nueva York.

El joven forma parte de los profesores de la Universidad Católica Lumen Gentium de la Arquidiócesis de México.

Será el próximo 10 de marzo que del piano de Manuel Antonio saldrán las notas graves y cristalinas que amenizarán la ceremonia de premiación de la competencia internacional en el Carnegie Hall.


El premio lo obtuvo tras ejecutar una sonata de Beethoven y sendos estudios de Chopin y György Ligeti. Este logro llena de satisfacción al joven músico; pero llegar hasta este punto de su carrera no ha sido fácil.

Lee: Víctor Urbán, el organista que quiere rescatar la música sacra

Estación final: el piano

Cuando era pequeño -refiere Manuel Antonio a Desde la fe-, su madre lo inscribía en todos los cursos de verano de su ciudad natal; pasó por talleres de pintura, danza, escultura y hasta taekwondo y futbol, pero ninguna actividad logró atraparlo tanto como tocar el piano. Fue a los 10 años que supo que este instrumento era su gran pasión, y ya no quiso probar nada más.

“En Huajuapan hay muy buenos músicos, pero principalmente de instrumentos de aliento y de banda, y uno se va nutriendo de esa música. En mi ciudad estuve estudiando durante dos años con maestros que impartían clases de piano; pero llegó el día en que me dijeron que yo ya necesitaba tener otro tipo de formación si quería seguir creciendo como músico”.

Él platicó al respecto con sus padres, y ellos vieron oportuno que tomara clases en la ciudad de Oaxaca; sin embargo, la opción que tenía era tomar una hora de piano cada dos semanas, para empezar porque en puros traslados se llevaba 6 horas de ida y vuelta. Cuando Manuel Antonio finalmente estuvo totalmente seguro de que eso era lo que quería estudiar, se mudó a Xalapa para poder ingresar a la Universidad Veracruzana, donde obtuvo la licenciatura en Música con mención honorífica.

Manuel Casas se ve a futuro haciendo música y enseñando piano

Su experiencia en la Lumen Gentium

Tras concluir su carrera, el joven huajuapeño sentía que necesitaba seguir desarrollándose, y pensó que dar clases era una buena opción. “Fue entonces que me trasladé a la Ciudad de México y comencé a dar clases en la Universidad Lumen Gentium; al tiempo que lo hacía, también tomaba clases con Alberto Castrejón, un concertista de Bellas Artes que me fue preparando para poder ingresar a estudios de posgrado en la Universidad de Indiana, donde acabo de concluir el primero de cuatro semestres que abarca la especialidad”.

“La Lumen Gentium es una excelente institución para formarse como músico profesional, abriéndole sus puertas a todo aquel que le interese formarse de manera seria y comprometida. La Universidad ha demostrado siempre tener confianza en sus jóvenes para desarrollarse de manera no sólo intelectual, sino también espiritual”, destacó.

Además, ahí descubrió su pasión por dar clases. “Aunque uno pueda ejecutar estudios y conciertos para piano -comenta-, siempre es un gusto volver a las bases, ponerse en los zapatos de los alumnos, ayudarles a descubrir hasta sus propias manos y conocerlos desde la perspectiva musical; el entusiasmo que ellos tienen se lo contagian a uno”.

Lee: El alumno de la UNAM que le ofreció su título a la Virgen de Guadalupe

Alcanzar un nivel internacional como músico no le ha sido fácil.

El sacrificio de sus padres

Manuel Antonio recibió desde 2018 la carta de aceptación por parte de la Universidad de Indiana, misma que le otorgó una beca que sólo cubría parte de la colegiatura de sus estudios de posgrado.

“Tuve que estar tocando puertas por todos lados para que me ayudaran a conseguir recursos que me permitieran pagar la parte restante; pero no encontré apoyo. Hoy estoy estudiando en esta universidad gracias a los sacrificios que han hecho mis padres, quienes todo el tiempo han apoyado mi carrera musical haciendo grandes esfuerzos”. Con ayuda de sus padres paga la parte de la beca restante.

Para el joven pianista huajuapeño la música es tan noble y tan variada, que considera que la vida entera no le alcanzará para todo lo que quiere hacer con ella; “lo que sé es que me veo a futuro haciendo música, dando conciertos como solista o con orquesta; ejecutando música de cámara, colaborando con compositores, y desde luego, siendo profesor de piano nuevamente.

Casas Camarillo también ha obtenido el segundo premio en el VII Concurso Internacional Bienal de Piano 2012 de Baja California y fue el finalista más joven del VII Concurso Internacional de Piano Maria Clara Cullel” en San José de Costa Rica.

De la misma manera, se ha presentado en importantes festivales y recintos nacionales e internacionales, entre los que destacan el Conservatorio Nacional de Música, la Sala Hermilo Novelo y el Museo Nacional de Arte en la Ciudad de México; el Paraninfo Enrique Díaz León de Guadalajara; la Sala Gilles-Lefebvre en Orford, Canadá y las salas Auer Hall y Ford-Crawford Hall en Indiana y en el Kaufman Music Center Merkin Concert Hall de Nueva York.

 

 

Comentarios