Iglesia en México

El Obispo de Xochimilco pide justicia para Fátima

Monseñor Andrés Vargas Peña aseguró que sólo es posible alcanzar la paz a través de la justicia.
Monseñor Andrés Vargas, primer obispo de Xochimilco. Foto: Ricardo Sánchez
Monseñor Andrés Vargas, primer obispo de Xochimilco. Foto: Ricardo Sánchez

Mediante un comunicado, el obispo de Xochimilco, Andrés Vargas Peña, manifestó su indignación por el asesinato de Fátima, la niña de 7 años cuyo cuerpo fue encontrado sin vida el pasado 16 de febrero en Tláhuac, alcaldía que junto con Milpa Alta y Xochimilco, conforman dicha demarcación eclesial.

Leer: La Iglesia en México condena los asesinatos de Fátima e Ingrid

Para monseñor Vargas Peña, la muerte de cualquier persona es un acontecimiento doloroso, pero lo es más cuando se trata de una pequeña quien fue fruto de la bárbara e injustificable violencia. “No podemos menos que sentir indignación ante este acontecimiento y los otros semejantes que tristemente se han hecho frecuentes”.

El obispo de Xochimilco señaló que la voz de la Iglesia se une a la de los familiares y seres queridos de Fátima, y a la de muchos otros que piden justicia para ella y para tantas víctimas de la violencia.

Vargas Peña confió en que las autoridades civiles harán lo que está en sus manos, “pues hacer justicia traerá paz para quienes lloran por esta pérdida”. En tanto, pidió a todos los fieles laicos elevar sus oraciones por Fátima y, a los sacerdotes ofrecer la Santa Misa por ella.

“Acontecimientos como éste –continuó– nos invitan a reflexionar sobre nuestro actuar como Iglesia, el cual debe encaminarse a ayudar a la sociedad a cultivar el sentido de la dignidad humana con la luz del Evangelio de Jesucristo, para velar por los más débiles de la humanidad”.

El obispo pidió no acostumbrarse al cotidiano clima de violencia que se vive en México, y que no respeta edades ni cualquier tipo de condición, “ni tampoco abonemos a él con más violencia”, pidió.

Por último, recordó que la paz es fruto de la justicia, y en la Ciudad de México no habrá paz si no se trabaja por los más débiles, por los más vulnerables, y si no se cuenta con un sistema judicial que procure la justicia con estricto apego a derecho y evitando todo dejo de impunidad.

“Elevo mis oraciones por Fátima, por sus familiares y seres queridos, a quienes también les expreso mi cercanía y particular afecto a través de este texto, como también a través del equipo sacerdotal de la Parroquia de Santiago Apóstol Tulyehualco y con el deseo de poder hacerlo pronto personalmente”.

“Dios conceda a Fátima y a todos los muertos por la violencia el descanso eterno y a nuestra patria le conceda la paz”, concluyó monseñor Andrés Vargas Peña.

La Diócesis de Xochimilco también informó que hoy a las 13:00 horas el Sr. Obispo presidirá la santa Misa Exequial de Fátima “y llevará el abrazo, muy sentido, de los miles de fieles cristianos que acompañamos a los padres y familiares de #Fátima”.

Comentarios