Iglesia en México
rmb

El Niño Dios con cubrebocas al que encomiendan a enfermos de COVID

El párroco explica que es una manera de concientizar a los fieles.
Niño Dios de la parroquia San Gabriel Arcángel (Tacuba)
Niño Dios de la parroquia San Gabriel Arcángel (Tacuba)

El Santo Niño de los Milagros es una de las imágenes más veneradas en la iglesia de San Gabriel Arcángel, ubicada sobre Calzada México-Tacuba, en la delegación Miguel Hidalgo de la Ciudad de México.

Años atrás, esta imagen cobró fama porque el párroco solía vestirla con uniforme de futbolista durante los torneos internacionales en los que participaba la Selección Mexicana de Fútbol; pero actualmente ya no es así.


Sin embargo, desde hace algunas semanas, el Niño de los Milagros porta un cubrebocas y ropita blanca. El objetivo: mostrarle a los fieles que Jesús guía y camina con su pueblo en este momento difícil a causa de la pandemia de COVID-19.

Te puede interesar: ¿Es correcto ponerle cubrebocas al Niño Dios?

El sentido teológico de la vestimenta

En entrevista para Desde la fe, el padre José Guadalupe Godínez, párroco de San Gabriel Arcángel, comenta que por parte de sus hermanos sacerdotes no ha recibido ningún comentario negativo al respecto; al contrario.

Fueron sólo dos fieles, a través de las redes sociales de la parroquia, quienes le manifestaron su molestia al considerar que era una falta de respeto ponerle cubrebocas a la imagen, pero quedaron tranquilos al conocer el sentido teológico de esta medida.

Y es que –abunda el sacerdote– esta medida tiene que ver con el misterio de la Encarnación de Jesús, pues “al asumir nuestra naturaleza humana, nuestro Señor vino a poner su morada entre nosotros y a caminar con nosotros”.

“En esta situación de pandemia –considera– esta imagen del Niño Dios nos debe reforzar la conciencia de que Dios se ha hecho hombre, es nuestro pastor y va delante de nosotros, guiándonos. Eso es lo que hemos querido reflejar al ponerle cubrebocas a la imagen”.

Un llamado a la responsabilidad

El padre José Guadalupe Godínez, quien fuera rector del Seminario Conciliar de México del 2013 al 2017, explica que la imagen también ha ayudado a crear conciencia de la responsabilidad que tenemos todos de cuidar nuestra salud y la de los demás, “pues al verla con el cubrebocas da ejemplo de humildad y del cuidado que se debe tener”.

Añade: “Jesús camina delante de nosotros y debemos seguir su ejemplo cuidándonos nosotros y cuidando a los demás. Si hacemos esto, vamos por buen camino, el camino que Él nos va marcando”.

Para ello, debajo de la imagen el sacerdote decidió colocar la frase “Ayúdate que yo te ayudaré”, que si bien no es bíblica, ayuda a que la gente entienda la importancia de utilizar cubrebocas.

Incremento de la feligresía

Niño Dios de la parroquia San Gabriel Arcángel (Tacuba)

Niño Dios de la parroquia San Gabriel Arcángel (Tacuba)

Desde que iniciaron las celebraciones litúrgicas con la presencia gradual del fieles, en la parroquia de San Gabriel Arcángel se ha registrado un incremento de personas, incluso, los últimos dos domingos, en las Misas de 12:30 horas, se ha tenido que cerrar la puerta del templo para respetar el porcentaje de aforo permitido por las autoridades civiles y eclesiales.

Muchas de esas personas, además de participar en la Santa Misa, acuden a visitar la imagen del Niño Dios, que no está dentro del templo, sino a un costado, antes de entrar en la capilla que sirve de oratorio.

“Pero incluso, desde antes de que reabriéramos la iglesia ya venían algunas personas a rezar ante la imagen del Niño Dios y pedir a Jesús por sus familiares enfermos de COVID”, detalla el padre Godínez.

¿Y el Niño Dios futbolista?

Sobre la imagen, que años atrás solía vestírsele con uniforme de futbolista, el padre Godínez aseguró que desde la administración parroquial pasada ya no se hace esto.

Explica: “No es adecuado porque hablar de equipos con los cuales uno se siente más identificado, es marcar cierta distancia de quienes no se identifican con los mismos colores. El Señor viene a integrar, a unir a todos, a aceptar las diferencias, pero integrándolas en una experiencia mayor que es la de la Iglesia, donde hay lugar para todos, y donde las diferencias no son causa de distancia”.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios