Iglesia en México

El mural de la Virgen de Guadalupe más grande del mundo

Tiene un misterioso origen, sin embargo, a pesar de su belleza, pocos feligreses conocen y  visitan este mural de la Virgen de Guadalupe.
En la colonia Romero Rubio se halla el magno mural de la Virgen de Guadalupe.
En la colonia Romero Rubio se halla el magno mural de la Virgen de Guadalupe.

La colonia Romero Rubio, en la Ciudad de México, resguarda el mural dedicado a la Virgen de Guadalupe, más grande del mundo. Nadie sabe a ciencia cierta quién fue el autor, aunque en el calce de la obra se puede leer la leyenda “Estudios Marko”.

La obra tiene unos 22 metros de altura por poco más de cinco de ancho, y está hecha a base de pequeñas incrustaciones de mosaico italiano de los diferentes tonos de los colores guadalupanos, y fue concluida en 1967, aunque se desconoce cuánto tiempo demoró su realización.

El mural se encuentra en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe Reina del Clero y de los Seminaristas, a cargo del padre Ricardo Hernández Caballero, quien habla para Desde la fe sobre los detalles de la obra y el impacto en su comunidad.

Además de la magna obra que representa a la Guadalupana –la cual también muestra a Jesús Eucaristía, a Dios Padre, y al Sagrado Corazón de Jesús–, la parroquia también cuenta con vistosos vitrales que relatan la historia de La Pasión, así como otras piezas artísticas que están llenas de detalles.

El templo más bello

El padre Ricardo explica cómo fue que surgió la intención de embellecer tanto los interiores de la iglesia.

“Al tiempo que se construía este recinto (1952), también se erigía la iglesia vecina, conocida como la San Juanita; por esa época, los párrocos de ambos recintos entraron en una especie de sana rivalidad por ver quién tenía el mejor templo, por lo que propusieron embellecerlos tanto como pudieron”.

Fue así que el padre  Pedro J. Sánchez, entonces párroco de Nuestra Señora de Guadalupe Reina del Clero y los Seminaristas, mandó construir la monumental imagen de la Guadalupana, y dispuso que fuera de esa altura porque él quería representar la grandeza de la Virgen.

“Lo paradójico, es que hoy muy poca gente viene a admirarla, pues la parroquia en la actualidad tiene muy pocos feligreses”, dice el padre.

Señala que, por ese motivo, para este 12 de diciembre, la parroquia tiene planeado celebrar la fiesta patronal de una manera muy especial. “Pero lo principal, es que mediante una Misa solemne agradeceremos en comunidad a la Guadalupana los frutos de este año, y le pediremos que nos ayude a que el año que está a punto de comenzar sea un año muy misionero”.

Lee: Los Papas que mostraron amor a la Virgen de Guadalupe