¿Dónde y cómo conseguir un sacerdote exorcista?

Cada vez son más las personas afectadas por la acción del demonio, y más los sacerdotes exorcistas que atienden estos casos. ¿Sabes dónde encontrarlos?
Fotograma de la película "El Exorcista".
Fotograma de la película "El Exorcista".

Todo sacerdote exorcista debe ser nombrado por el obispo de su diócesis para realizar este oficio, ya sea de manera estable o sólo para una ocasión en particular. Pero en ambos casos, el exorcista debe trabajar estrechamente con el obispo y bajo su dirección.

El Código de Derecho Canónico recomienda que en cada diócesis, en caso de necesidad, haya por lo menos un sacerdote exorcista. Y tal como lo especifica el canon 1172 §2, al elegirlo, el obispo debe cuidar que sea un sacerdote piadoso, conocedor y prudente, y llevar una vida íntegra.

Además, debe mantener una espiritualidad cimentada en la vida sacramental de la Iglesia y ser capaz de refrenar su curiosidad en todo momento.


¿Qué son los exorcistas?

Los exorcistas trabajan propiamente de la llamada Pastoral de Liberación, que es un término relativamente nuevo, y se refiere a un conjunto de acciones que buscan atender a personas que sufren una acción extraordinaria del maligno.

El padre Guillermo Barba, coordinador de los exorcistas de la Arquidiócesis de México, considera que para saber qué es la Pastoral de la Liberación, primero es necesario entender lo que no es, y los fieles lo deben tener claro.

Leer: ¿Cómo saber si una persona está poseída? Estos son los síntomas

“No es una acción de una persona, movimiento o grupo –dice– sino una acción eclesial que se realiza en nombre de Jesucristo y con la autoridad de la Iglesia; tampoco consiste sólo en recitar oraciones o usar sacramentales para expulsar al demonio, sino que, al ser una pastoral, está vinculada con otras pastorales; y tampoco se le debe confundir con el Ministerio de Exorcismo, que es un acto litúrgico que sólo puede realizar el exorcista autorizado”.

Leer: Combatir el mal, la misión de la Pastoral de Liberación

El exorcista deja en claro que esta pastoral no puede estar en manos de laicos, porque es al sacerdote a quien se le confiere la cura de las almas, por lo que lo ideal es que todos los sacerdotes conozcan los criterios básicos de discernimiento para brindar la primera ayuda a los fieles afectados.

¿Hay escasez de exorcistas?

Recientemente, en los medios de comunicación apareció una noticia en el sentido de que una diócesis mexicana estaba en busca de un sacerdote exorcista. Esta noticia dio la impresión de que son pocos quienes se dedican a este oficio.

En opinión del padre Guillermo Barba, no es que haya en la Iglesia una falta de interés por esta pastoral, sino que anteriormente las situaciones que merecían la asistencia de un exorcista eran muy aisladas, a diferencia de lo que se vive hoy. Es por ello que diferentes diócesis en el mundo han implementado este acompañamiento.

Destaca, por ejemplo, los esfuerzos de la Conferencia Episcopal Italiana, la Asociación Internacional de Exorcistas y el Instituto Sacerdos para formar a los sacerdotes en la Pastoral de Liberación y el Ministerio de Exorcismo.

“Lo que ha motivado estas acciones –apunta– es esa tendencia actual a las prácticas esotéricas y ocultistas, artes obscuras, idolatría, limpias, brujería, satanismo, espiritismo, nueva era y pseudofilosofías, aunado a una crisis de fe que ha permitido al demonio realizar su acción no sólo ordinaria, sino extraordinaria en el mundo, provocando que cada vez más personas sufran males espirituales”.

Leer: Preguntas y respuestas sobre magia, hechicería y demonios

Tan es así –dice el coordinador de los exorcistas– que en la actualidad la ayuda para estas personas se ha convertido en una verdadera necesidad, y si bien es cierto que en su mayoría no requieren propiamente de un exorcismo, sí necesitan ser atendidas a través de una ayuda desde una pastoral específica.

¿Dónde conseguir un exorcista?

En la Arquidiócesis de México existe un Colegio de Exorcistas que tiene por mandato atender a las personas que sufren afectaciones demoníacas. Cuenta con un directorio y con normas concretas para la Pastoral de Liberación y el Ministerio de Exorcismo, que establece la forma de proceder ante este tipo de situaciones.

Sin embargo, cada diócesis está llamada a contar por lo menos con un sacerdote exorcista para atender estos casos.

En México, se cuenta con el Directorio de la Conferencia del Episcopado Mexicano, donde los fieles pueden encontrar los datos de la diócesis a la que pertenecen. A través del teléfono de contacto pueden solicitar informes sobre el exorcista de su Iglesia particular.

Si quieres conocer el teléfono de la diócesis a la que perteneces, da clic AQUÍ, busca a tu obispo y enseguida encontrarás los números telefónicos de la oficina del obispado. Pregunta ahí por el sacerdote exorcista de tu diócesis.

Comentarios