Iglesia en México

Día de la Santa Cruz: “Primero el Jefe y después lo demás”

Los trabajadores de la construcción piden a la Santa Cruz que los proteja de los peligros de su oficio.
Foto: Alejandro García

La Santa Cruz es día de fiesta para los albañiles y, en general, para todos los trabajadores de la construcción. Cada 3 de mayo, muchos lugares donde se realizan obras celebran con una Misa y una convivencia, y colocan grandes cruces adornadas con flores y papeles de colores.

“Si el Señor no construye la casa, de nada sirve que trabajen los constructores”. Estas palabras del Salmo 127 son la razón por la que muchísimas construcciones de México tienen estas cruces, que son colocadas por los albañiles como una manera de pedir la protección de Cristo.

Leer: ¿Cuál es el origen de la Fiesta de la Santa Cruz?

Desde la fe estuvo en MITIKAH, un complejo habitacional y comercial en construcción, en el que laboran cientos de personas, y donde mantienen viva esta tradición.

“Para nosotros esta fiesta es muy importante porque trabajamos en la construcción y la Santa Cruz nos cuida y nos protege mucho. La construcción es un trabajo muy peligroso”, aseguró Angélica, cabo de limpieza de la obra, quien llevó a bendecir su cruz, acompañada de varias compañeras.

Graciela y Blanca trabajan en una construcción cercana, donde no hubo celebración religiosa. Así que llevaron su cruz hasta la torre MITIKAH.

“Primero está el Jefe y luego todo lo demás”, dijo a Desde la fe Jesús Martínez, de 53 años, antes de iniciar la Misa.

“La Cruz es símbolo de que ese edificio está protegido por Dios y tiene la solidez que le da Él, porque Cristo es la roca firme sobre la que construimos. Es un símbolo de que Dios nos va a proteger, pero también es un símbolo de su amor”, dijo el padre Víctor Jiménez durante la homilía.

Dimas García trabaja en carpintería. Él y sus compañeros elaboraron una cruz y la adornaron con papel de china, para colgarla en el taller.