Iglesia en México

Despiden con Misa al estudiante Norberto Ronquillo

La comunidad universitaria del Pedregal se reunió para recordar al estudiante que fue asesinado.
Norberto Ronquillo fue secuestrado el 4 de junio. Foto: Alejandro Feregrino
Norberto Ronquillo fue secuestrado el 4 de junio. Foto: Alejandro Feregrino

Familiares, amigos, directivos, estudiantes y miembros de la comunidad de la Universidad del Pedregal despidieron con una Misa al joven Norberto Ronquillo, estudiante de Mercadotecnia Internacional, quien fue encontrado sin vida la madrugada de este lunes tras permanecer secuestrado durante varios días.

Aarón Ronquillo, hermano de Norberto,  agradeció el cariño de los amigos y directivos de la Universidad del Pedregal, y la solidaridad de los habitantes de la Ciudad de México.

“Solo Dios sabe qué planes tenía para mi hermano y hay que tener fe en que ese era el plan. Agradezco mucho a sus amigos, a sus directivos, a la prensa y a la ciudad”.

La Misa para despedir a Norberto Ronquillo.

Foto: Alejandro Feregrino

“A pesar de que esta ciudad cuenta con mucha gente mala, también cuenta con gente con un corazón muy puro, y mi familia estará siempre agradecida con ustedes, ahora él está en un mejor lugar”, dijo entre lágrimas.

Antes, durante la homilía, el sacerdote Davide Tonini reconoció que Jesús es la única respuesta a lo que le sucedió a Norberto.

“Yo no puedo responder a esta pregunta. Frente a la muerte injusta e imprevista de un joven tan excelente y admirado como Norberto no tenemos respuestas (…) lo único que podemos hacer en este momento, que sería razonable hacer, es no dejarnos ganar por el miedo y por la tristeza. Ahora que estamos reunidos tenemos que mirar a Cristo”.

“Él, como Norberto, ha querido sufrir una muerte totalmente injusta, tomar una cruz que no le correspondía, para abrirnos un camino nuevo. Quizá Él nos proporciona la única respuesta en esta situación. Si queremos recuperar la esperanza tenemos que mirar a Cristo crucificado”, explicó.

La explanada principal de la Universidad lució llenas de alumnos, profesores, directivos y familiares de la comunidad universitaria, en su mayoría vestidos de negro, quienes siguieron con atención la ceremonia.

La Misa para despedir a Norberto Ronquillo.

Foto: Alejandro Feregrino

En breve conferencia de prensa, al finalizar la Misa, el rector de la Universidad del Pedregal, Armando Martínez, aseguró que el gobierno de la Ciudad de México no aplicó los protocolos tras la llamada al 911 alertando del secuestro de Norberto.

“Pedirle al presidente (de la República) que active estos protocolos y que dé la orden inmediata de que cuando se active una llamada de auxilio se le dé seguimiento por todos los mecanismos de emergencia del C5, creo que aquí es lo que falló, el no haberle dado el seguimiento”.

El rector pidió a las autoridades capitalinas reconocer que hubo un fallo en la actuación y que se comprometan a activar todos los mecanismos necesarios para que esto no vuelva a ocurrir.

“Más que un reclamo y más que denostar, lo que quiero es, primero, que haya un reconocimiento de una falta de actuación que hubo y extender una mano, he recibido la llamada de varios rectores, consternados, queremos trabajar protocolos de alerta inmediata, para que se activen todas las alarmas para el seguimiento en un caso de secuestro”.

“El hubiera no existe, pero si eso se hace en los siguientes casos, el resultado puede ser muy bueno. Norberto no fue secuestrado en un descampado, no fue secuestrado en un monte, Norberto fue secuestrado en una de las ciudades con más cámaras del mundo”, finalizó.

Leer: La CEM presenta plan para atender a víctimas de la violencia