Iglesia en México

Dan muerte a catequista en una parroquia de Tapachula

El obispo local aseguró que hay una descomposición social en la entidad, producto la escasez de trabajo, falta de acceso a la justicia e impunidad
Obispo lamenta muerte de catequista

Dos jóvenes armados ingresaron el pasado sábado a la Capilla de la Inmaculada Concepción, de la parroquia de San Marcos Evangelista, Acacoyagua (Chiapas), y dispararon contra un grupo de catequistas provocando la muerte de Margeli Lang Antonio, de acuerdo con lo que dio a conocer el obispo de la Diócesis de Tapachula, monseñor Jaime Calderón Calderón, quien aseguró que la descomposición social que vive la entidad se debe a la escasez de trabajo, la falta de acceso a la justicia, la impunidad y la ambición de dinero.

“Cuando las vidas de las personas tienen un precio, lo que se pone en el centro es el dinero. Y aquí, quien tiene el dinero es el que manda… (Además), cuando hay cambios de gobierno, queda un cierto vacío de autoridad y poder…”, señaló monseñor Jaime Calderón luego de los hechos que originaron la lamentable muerte.

El sangriento hecho ocurrió dos días antes de que los obispos de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) sostuvieran una reunión con el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con el fin de encontrar opciones para la construcción de una sociedad más justa, solidaria y en paz.

Durante la conversación entre el Ejecutivo Federal y los obispos de México se tocaron dos temas fundamentales: la emergencia migratoria y la construcción de la paz. En cuanto al primero, la Iglesia ofreció sus recursos: 95 diócesis, 10,000 parroquias, más de 130 hoteles y miles de agentes de pastoral comprometidos en la misión humanitaria y en la defensa de los derechos humanos”.

En cuanto al tema de la paz, los obispos se comprometieron a contribuir a la reconstrucción del tejido social y al fortalecimiento del estado de Derecho a través del afianzamiento del Plan de Consolidación de la Paz, que incluye centros de escucha, centros de defensa de los derechos humanos y acompañamiento de las víctimas, así como talleres de educación para la paz.

Puedes leer: México no puede convertirse en un muro: CEM