Con desayuno y flores, Iglesia festeja a 200 mamás vulnerables

Esta reunión se realizó en la iglesia Nuestra Señora de la Soledad, de La Merced, con motivo del Día de las Madres.
Desayuno por el Día de las Madres en la iglesia de La Soledad, en la Merced, CDMX. Foto: Alex García/Desde la fe
Desayuno por el Día de las Madres en la iglesia de La Soledad, en la Merced, CDMX. Foto: Alex García/Desde la fe

La celebración del Día de las Madres continúa. Este miércoles, Mons. Salvador González Morales, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México, acudió a la Parroquia de la Santa Cruz y de Nuestra Señora de la Soledad, en el barrio de La Merced, en la Ciudad de México para celebrar con un desayuno a más de 200 mamás que viven en alguna situación de vulnerabilidad.

Puedes leer: La iglesia que transformó la vida de La Merced

En su mensaje a las festejadas, el Obispo Auxiliar condenó cualquier forma de abuso o violencia, la cual es contraria al ejemplo de Jesús, que siempre resaltó la dignidad de todo ser humano.


En ese sentido, Mons. Salvador González conminó a las mamás a sentir por un momento aquella cercanía divina que muchas mujeres experimentaron en los tiempos de Jesús, quien las acompañaba, destacaba su dignidad y reconocía el gran valor de las mujeres.

Festejo del Día de las Madres en Nuestra Señora de la Soledad. Foto: Alex García/Desde la fe

“Uno de los grandes regalos que la mujer da a la humanidad -señaló-, es el motivo de esta celebración: la maternidad, algo que sólo ustedes tienen oportunidad de vivir en su propia carne y en sus propias entrañas: acoger a un nuevo ser y traerlo al mundo, convirtiéndose así en colaboradoras de nuestro Creador y enriqueciendo al mundo”, les dijo.

Tamales, atole, fruta, ¡y el amor de Jesús!

En un instante de reflexión, que se llevó a cabo entre cantos, el padre Benito Torres, encargado de la parroquia, animó a las mamás a hablar con Jesús acerca de sus problemas y sufrimientos, así como del gozo de tenerlo cerca pese a todo.

Posteriormente, Mons. Salvador González, el padre Benito Torres e integrantes de la asociación civil Manto de María, sirvieron a las festejadas los sagrados alimentos: tamales, atole y fruta. Las presentes también recibieron en sus mesas rosas blancas, que algunas sujetaron entre lágrimas y con la emoción de sentirse amadas por Jesús.

La iglesia de la Santa Cruz y de Nuestra Señora de la Soledad cuenta con un comedor comunitario y albergue para personas en situación de calle o de vulnerabilidad. El sacerdote Benito Torres, párroco de esta iglesia, también es fundador de la organización Saciando al pobre A.C., con la cual ha logrado abrir 9 comedores comunitarios más en la Ciudad de México ante la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19.

Mons. Salvador González, Obispo Auxiliar, bendice a uno de los asistentes. Foto: Alejandro García/Desde la fe

Mons. Salvador González, Obispo Auxiliar, bendice a uno de los asistentes. Foto: Alex García/Desde la fe

Mensaje del padre Benito a las mamás 

El padre Benito Torres agradeció el trabajo realizado por las Hermanas Oblatas a través del Centro “Madre Antonia”, quienes organizaron este desayuno del Día de las Madres, como parte de sus acciones a favor de la dignidad de la mujer.

Puedes leer: Centro Madre Antonia, el lugar que ayuda a mujeres en situación de prostitución 

“Nunca es tarde para volver la mirada hacia los ojos misericordiosos de Dios, quien ha venido por cada uno de nosotros, los que estamos caídos, los que tropezamos constantemente. Él viene a levantarnos, a curar nuestras heridas y nuestro corazón”, dijo el padre Benito Torres a las invitadas.

Integrantes de la asociación Manto de María llevaron despensas y cobijas para mamás vulnerables. Foto: Alex García/Desde la fe.

Al final del desayuno, las más de 200 mamás recibieron una despensa y una cobija, a manera de obsequio por parte de las integrantes de la asociación civil Manto de María, que promueve actividades para recaudar fondos para apoyar a comunidades vulnerables.

El comedor de esta parroquia abrió sus puertas en 2015. Actualmente  los 10 comedores a cargo de Saciando al Pobre A.C., junto con otras asociaciones, atienden semanalmente a cerca de 8,000 personas.

Puedes leer: De cara a Navidad, el padre Benito abre su décimo comedor comunitario

Comentarios