Fortaleza digital

Leer más

¿Cómo reconocer a un falso sacerdote?

Consejos para identificar a una persona que te está engañando queriendo pasar por un sacerdote.

11 julio, 2023
¿Cómo reconocer a un falso sacerdote?
Imagen generada con inteligencia artificial.

Un falso sacerdote es una persona que engaña, generalmente para obtener dinero a cambio, a devotos que están buscando algún servicio religioso.

Usualmente se aprovecha momentos de vulnerabilidad, como un funeral, en el que la mayoría de las personas están preocupadas por darle una despedida religiosa a su ser querido y no prestan atención a los detalles.

NEWSLETTER
Recibe nuestro boletín semanal 
Los falsos sacerdotes son personas que engañan, generalmente para obtener dinero a cambio, a devotos que están buscando algún servicio religioso.
Imagen generada con inteligencia artificial.

Para evitar caer en engaños, es importante conocer la diferencia entre un sacerdote católico ordenado y uno falso.

Leer: Falsos sacerdotes: ¿cómo prevenirnos de caer en el engaño?

¿Qué documentos debe tener un sacerdote católico?

Para identificar a un sacerdote católico hay que pedir que nos enseñe su nombramiento válido para ejercer su ministerio en alguna parroquia o su licencia ministerial, ambos deben ser firmados por el obispo diocesano, es decir, el obispo responsable de la diócesis. En el caso de la Arquidiócesis de México es el cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado. 

Si no te muestran la licencia ni tampoco te mencionan de qué parroquia es o a qué diócesis pertenece, cuidado, estás ante un sacerdote falso.

Al momento de pedir el nombramiento o la licencia ministerial y verificar que tenga estos documentos en orden nos aseguramos que se trata de un verdadero sacerdote con los permisos necesarios para ejercer el ministerio.

¿Y si hubo cambios?

Es muy importante que sepas que si un sacerdote cambia de parroquia el nombramiento se tiene que actualizar. 

Es decir, siempre un sacerdote llega a una parroquia, es necesario que actualice su licencia, a fin de tener sus documentos en orden.

Te puede interesar: ¿Por qué los sacerdotes cambian de parroquia?

¿Si la credencial está vencida?

Si el sacerdote tiene su credencial vencida, debe mostrar al solicitante un documento que avale que se le renovará su nombramiento. El solicitante también puede pedir en la Cancillería de la diócesis a la que pertenece el sacerdote información para verificar que se trata de un ministro ordenado.



¿Y si hay problemas con su licencia? ¿Es un falso sacerdote?

El padre Alan Téllez, canciller de la Arquidiócesis de México, explica que en ocasiones sí son ministros ordenados, pero, por alguna falta, se les cancela la licencia.

En esos casos, la diócesis a la que pertenece este sacerdote avisa a las demás diócesis sobre esta suspensión, razón por la que no puede ejercer su ministerio, hasta que no se resuelva su situación.

“Después de hacer el respectivo proceso y si ha cumplido con la pena impuesta, se le restituye al sacerdote en el ejercicio del ministerio. En algunos casos, no podrá ejercer el ministerio sacerdotal si ha recibido de manera definitiva la sanción de la dimisión del estado clerical.

Los castigos para los sacerdotes falsos

Las penas civiles

Para efectos civiles, únicamente se consideran ministros de un culto aquellas personas a las que una asociación religiosa confiera ese carácter, conforme al artículo 12 de la Ley de Asociaciones Religiosas.

Por lo tanto, cuando la Iglesia Católica no le reconoce el carácter de ministro de culto, no puede considerarse con esa condición. 

Las personas que, sin ser sacerdotes católicos se ostentan como tales, violan la Ley de Asociaciones Religiosas en la fracción XIV de su artículo 29, que puede dar lugar a una sanción, un apercibimiento o  una multa. 

No puede existir otra asociación religiosa que se llame “Iglesia Católica”, pues de acuerdo con la ley, estas asociaciones tienen derecho a una denominación exclusiva (art. 9, fracción I ). Si alguien dice pertenecer a otra, miente, y puede ser sancionado conforme a la fracción XIV de su art. 29 de la Ley de Asociaciones Religiosas.

Las penas eclesiales

Una persona que no ha recibido el orden sacerdotal y simula la celebración de sacramentos está sujeto a penas establecidas por el Derecho de la Iglesia. Desafortunadamente, si llegó al grado de simular parecería que no le importa respetar norma alguna de la Iglesia.

Puede incurrir en un delito y la respectiva sanción, aquel sacerdote que no tiene licencias ministeriales vigentes y que no obstante ejerce el sacerdocio.

En ambos casos, la sanación puede llegar a la excomunión, de acuerdo a los cánones 1378 y 1379 del Código de Derecho Canónico, por lo que la persona que finge ser un sacerdote ya no podría recibir los sacramentos, y en caso de ser un sacerdote suspendido, su castigo puede llegar al impedimento de volver a celebrar cualquier ceremonia de culto litúrgico.

@desdelafe ⚠️ALERTA⚠️ No te dejes engañar. ¿Quién es un falso sacerdote? Los falsos sacerdotes están mucho más cerca de lo que imaginas y se aprovechan de los momentos en los que estamos vulnerables, para su beneficio. Los falsos sacerdotes son personas que engañan, generalmente para obtener dinero a cambio, a devotos que están buscando algún servicio religioso. En este video te decimos cómo reconocer a un sacerdote falso. #aprendeentiktok #alerta #sabiasque #precaucion #sacerdote ♬ sonido original – Desde la Fe









Tik Tok

Tik Tok
Tik Tok

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal