Iglesia en México
rmb

Celebra la CEM decisión de la SCJN de rechazar proyecto pro-aborto

Asimismo, hace un exhorto a la sociedad a tomar un papel activo en la búsqueda de la dignidad de la persona y el bien de la familia.
Cada año el movimiento Pasos por la Vida organiza la Marcha por la Vida. Foto: Cathopic
Foto: Cathopic

En virtud de la decisión tomada en la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), de desechar el proyecto con el que se buscaba reformar el código penal local para despenalizar el aborto en Veracruz, este 29 de julio la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), a través de su Dimensión Episcopal de Vida, emitió un comunicado en el que celebra el hecho de que se haya preservado la protección de la vida humana en gestación.

Puedes leer: ¡Ganó la vida! La SCJN rechazó despenalizar el aborto en Veracruz

“En un fallo mayoritario -señala el comunicado-, los ministros de la Primera Sala de la SCJN desecharon el proyecto, y con ello no se vio afectada la normatividad del estado de Veracruz sobre el aborto, ni tampoco se sentó un precedente que hubiera podido conducir a afectar en otras entidades”


La CEM además hace un llamado a todas las personas de buena voluntad a pronunciarse a favor de la vida y no de la muerte, sobre todo en estos momentos de la historia de nuestro país, en que debemos recuperar la confianza “en que la solidaridad puede salir al encuentro de cualquier carencia, de modo que la ‘cultura de la vida’ pueda permear en todo nuestro país”.

Asimismo, en este comunicado la CEM hace un llamado a asumir de forma individual y colectiva un papel activo en la renovación del tejido social:

“Es preciso anunciar y actuar para dar presencia y peso a una agenda social que busque la dignidad de la persona, el bien de la familia y el desarrollo de la sociedad, en un entorno de libertad y corresponsabilidad”, señala el comunicado firmado por Monseñor Jesús José Herrera Quiñones, responsable de la Dimensión Episcopal de Vida de la CEM, así como por Mons. Rogelio Cabrera y Monseñor Alfonso Miranda, Presidente y Secretario General del órgano episcopal respectivamente.

Comentarios