Carlo Acutis: el beato millennial hace revelaciones en sueños a su madre

Primero fue San Francisco de Asís y después su propio hijo; la madre de Carlo Acutis habla de las revelaciones que ha tenido en sueños.
Antonia Acutis, mamá de Carlo Acutis
El beato Carlo Acutis habló en sueños con su madre. Foto: Alfa y Omega

Más allá de las explicaciones freudinanas sobre los sueños, la Iglesia considera que algunos de ellos pueden ser revelaciones permitidas por Dios, y la Biblia da varios ejemplos, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, siendo los más notables los de San José, a quien un ángel le habló del embarazo de María por la gracia del Espíritu Santo, y luego le advirtió de la matanza de los Santos Inocentes, razón por la que la Sagrada Familia huyó a Egipto.

Te puede interesar: La canción de Carlo Acutis que nuestros hijos deberían escuchar

Esto viene a colación porque la mamá del beato italiano Carlo Acutis, doña Antonia Acutis, en una entrevista reciente, dio a conocer que cuando su hijo estaba muy enfermo, aproximadamente una semana antes de su muerte, ella soñó con San Francisco de Asís, santo de su devoción, y éste le dijo: “Tu hijo Carlo morirá muy pronto, pero será considerado muy alto en la Iglesia”.

Carlo también le habló en sueños

Poco después de su fallecimiento, la mamá volvió a soñar, esta vez, con su hijo Carlo, quien le dijo: “Seré beatificado y poco después canonizado”, pues Dios lo eligió a él como ejemplo para la juventud de nuestros días.

Es posible que estos sueños hayan sido revelaciones privadas para la mamá de Carlo Acutis; la Iglesia no puede validarlos, pero sin duda, para la familia y las amistades del joven beato, estos mensajes les trajeron consuelo y les ayudó a acrecentar su fe.

Te puede interesar: Este es el vitral de Carlo Acutis, el primer beato ‘millennial’

El beato Carlo Acutis que perteneció a la generación del Nuevo Milenio, y que supo de computadoras y de internet a sus 15 años a la edad de su muerte, demostró entre los jóvenes de su tiempo su profundo amor a la Eucaristía y la Iglesia. 

Él falleció el 12 de octubre de 2006, y fue beatificado por el Papa Francisco el 10 de octubre de 2020;  es conocido como el Ciberapóstol de la Eucaristía.

Compartir