Este es el vitral de Carlo Acutis, el primer beato ‘millennial’

En lo alto de una Iglesia de Molfetta, Italia, se encuentra la imagen en vitral del joven beato, vistiendo jeans, tenis y mochila al hombro.
Vitral de Carlo Acutis en la Parroquia de San Giuseppe. Foto: Facebook @oratoriodonboscomolfetta
Vitral de Carlo Acutis en la Parroquia de San Giuseppe. Foto: Facebook @oratoriodonboscomolfetta

El primer beato ‘millennial’ ya tiene un vitral en su honor. Con este gesto, la Parroquia de San Giuseppe-Oratorio Don Bosco, en Molfetta, en Italia, decidió mostrar su devoción a Carlo Acutis, quien fue beatificado en octubre de 2020.

Leer: 3 revelaciones de la mamá del Beato Carlo Acutis sobre su hijo

La imagen ha dado la vuelta al mundo no sólo porque se trata del primer vitral del joven italiano, que falleció en 2006 con sólo 15 años de edad y, en poco tiempo, se ha convertido en modelo de santidad para los jóvenes.


Vitral de Carlo Acutis en la Parroquia de San Giuseppe. Foto: Facebook @beatocarloacutisufficiale

Vitral de Carlo Acutis en la Parroquia de San Giuseppe. Foto: Facebook @beatocarloacutisufficiale

Ha llamado la atención porque es insólito -y emocionante- ver representado en un vitral, en lo alto de una iglesia a un joven santo que viste como visten los adolescentes hoy en día, con jeans tenis y llevando una mochila al hombro.

El vitral de Carlo Acutis fue inaugurado en mayo de 2020 por el obispo de Molfetta, Domenico Cornacchia.

Leer: Papa Francisco: Carlo Acutis es ejemplo de verdadera felicidad

Ahora, en la Iglesia de San Giuseppe, el vitral  Carlo se codea con las imágenes de otros grandes santos de la historia como San Felipe Neri, Don Bosco y los beatos Pier Giorgio Frassati y Chiara Luce Badano.

Los vitrales de la Parroquia de San Giuseppe. Foto: Facebook @oratoriodonboscomolfetta

Los vitrales de la Parroquia de San Giuseppe. Foto: Facebook @oratoriodonboscomolfetta

¿Quién fue Carlo Acutis?

La beatificación del adolescente italiano Carlo Acutis (1991-2006) ha sido una de las más rápidas que ha aprobado la Iglesia católica, ya que sólo transcurrieron 14 años entre el día de su fallecimiento y la fecha en que ha sido beatificado, a partir de un milagro atribuido a su intercesión en favor un niño brasileño.

Fue un niño y un adolescente normal, le gustaban los videojuegos y tenía una afición especial por la computación. Pero también tenía una característica que lo distinguía: un amor a toda prueba por la Eucaristía.

Emprendió una investigación sobre milagros eucarísticos y creó una página web al respecto que aún puede visitarse: http://www.miracolieucaristici.org/ y su tiempo también lo dedicaba a la convivencia en familiar y al voluntariado a favor de los más necesitados.

Comentarios