Iglesia en México

Avanza el programa Parroquias Personales en empresas

El cardenal Aguiar constituyó una nueva capellanía personal en Grupo DAR, como parte del proyecto de Parroquias Personales.
Foto: Ricardo Sánchez/DLF

El Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, constituyó una nueva capellanía personal, que dará atención pastoral y espiritual a los trabajadores de la empresa Grupo DAR.

En su homilía, el Cardenal Aguiar resaltó la importancia de alabar a Dios en todos los aspectos de la vida, incluyendo el espacio de trabajo, y felicitó al director y presidente de la empresa, Salvador Quezada Hernández, por formar parte de este proyecto arquidiocesano.

“Estamos hechos para manifestar la vida divina a través de nosotros en la vida humana, y eso nos eleva, nos transforma en personas capaces de entender, de escuchar, de mediar, de unir y de hacer comunidad, de hacer Iglesia. Por eso es tan importante este día para Grupo DAR”.

“Gracias, Salvador, por esta decisión de solicitarme esta capellanía, pensando en que luego Parroquia Personal, para que sea este espacio sagrado donde se encuentren con el Señor”, dijo.

El Cardenal recordó que el Santísimo Sacramento estará permanentemente en la nueva capilla de la empresa, dedicada a la Virgen de Guadalupe, y que tiene además una reliquia del Beato Miguel Agustín Pro.

“Él se quedará aquí, como Jesús Eucaristía. Va a estar siempre presente, esperando esos momentos en que uno se siente derrotado, o medio cansado, o con ganas de no hacer nada, o también en esos momentos en que uno dice: ‘qué bien salieron las cosas, gracias, Señor, por habernos ayudado’”, aseguró.

Asimismo, el Cardenal Aguiar nombró capellán al padre Josué Bernal Moreira, a quien encomendó atender no sólo las necesidades espirituales de los empleados, también de sus familias. El padre Josué agradeció el nombramiento: “gracias porque como pastor nos acompaña, y porque me consta su dedicación de llevar a Cristo a cada uno de los fieles. Por eso asumo con gusto esta responsabilidad”.

Con 53 años en el mercado, Grupo DAR es una de las empresas más importantes en la producción comercialización y distribución de autopartes, especializada en suspensión y dirección. Desde hace siete años cuenta con un programa de espiritualidad, a cargo del sacerdote Alfredo Quintero.

Lee: Las parroquias que buscan a los fieles en su trabajo