Así se vivió la bendición de los animales en este día de San Antonio

Tradicionalmente cada 17 de enero las parroquias imparten una bendición especial para las mascotas.
Algunas imágenes de la bendición de las mascotas en la Arquidiócesis de México. Foto: Alfredo Márquez/Desde la fe
Algunas imágenes de la bendición de las mascotas en la Arquidiócesis de México. Foto: Alfredo Márquez/Desde la fe

Con medidas sanitarias y un reducido número de fieles, parroquias de la Arquidiócesis de México realizaron este 17 de enero la tradicional bendición de las mascotas.

Tres de los templos donde se realizó fueron la parroquia San Vicente Ferrer en la colonia San Pedro de los Pinos; la Parroquia de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, en la colonia 20 de Noviembre y la Parroquia San Pedro Mártir de Verona en Tlalpan.

Una fiel con su mascota participa de la bendición de las mascotas en la parroquia San Vicente Ferrer. Foto: Alfredo Márquez

Una fiel con su mascota participa de la bendición de las mascotas en la parroquia San Vicente Ferrer. Foto: Alfredo Márquez

A los templos llevaron perros, gatos, conejos, entre otros animales domésticos que acompañan la vida de sus dueños.


Bendición de las mascotas en la parroquia san Vicente Ferrer. Foto: Alfredo Márquez

Bendición de las mascotas en la parroquia san Vicente Ferrer. Foto: Alfredo Márquez

A través de sus redes sociales, la Arquidiócesis de México compartió algunas de las escenas que se vivieron en este día.

¿Por qué se realiza la bendición de las mascotas?

Para el sacerdote José Luis Ávalos Ramírez, la bendición de los animales tiene en primer lugar un sentido para la gente: el contemplar, admirar y dar gracias a Dios por su obra maravillosa; y, en segundo lugar, un fin relacionado precisamente con las mascotas: que el Señor derrame sobre ellas sus beneficios, como lo hace con todo ser viviente.

Bendición de las mascotas en la parroquia San Pedro Mártir de Verona. Foto: Miguel Ávila/Cortesía.

Bendición de las mascotas en la parroquia San Pedro Mártir de Verona. Foto: Miguel Ávila/Cortesía.

En la actualidad, el Papa Francisco ha reflexionado mucho sobre el tema de la creación, lo cual se refleja en el espíritu de su encíclica Laudato Sí’, que escribió a propósito del cuidado de la naturaleza, de la cual los animalitos son parte admirable.

“A través de los animales –señala–, los seres humanos proclamamos la sabiduría y grandeza del Señor, quien nos ha puesto a estas creaturas no sólo para admirarlas, sino para cuidarlas y compartir la vida con ellas”.

La bendición de las mascotas en la parroquia Parroquia de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos. Foto: Alfredo Márquez

La bendición de las mascotas en la parroquia Parroquia de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos. Foto: Alfredo Márquez

Además, durante la bendición de los animales, hay un bello momento en el cual se dice  que “éstos fueron agregados a la penitencia de los hombres, junto con toda la creación, y por eso participan de la redención de Dios”.

 

Puedes leer: ¿Las mascotas van al cielo? Esto dice la Iglesia católica