Arquidiócesis Primada pide tener solidaridad con trabajadores vulnerables

La Vicaría de Laicos en el Mundo llamó a apoyar a los pequeños negocios y a los asalariados vulnerables.
Los adultos mayores son parte de los trabajadores vulnerables en México.
Los adultos mayores son parte de los trabajadores vulnerables en México.

Las medidas de sana distancia necesarias para evitar el contagio de COVID-19 han afectado principalmente a las pequeñas y medianas empresas mexicanas. La Vicaría de Laicos en el Mundo, de la Arquidiócesis Primaria de México, hizo un llamado a la población a que ante esta situación se solidaricen con los trabajadores vulnerables.

Entre los grupos de vulnerabilidad están los trabajadores mayores de 60 años, las mujeres embarazadas y las personas con enfermedades como diabetes e hipertensión arterial, especificó, y muchos de ellos ahora tienen necesidades específicas y requerirán apoyo para satisfacerlas.

A estos grupos, sus mismos vecinos podrían apoyarlos con comidas a domicilio, propuso la Comisión de Justicia y Paz de la Vicaría de Laicos en el Mundo -autora del documento-


También llamó a la población a que en la medida de lo posible consuman productos de los pequeños negocios en su colonia o barrio, “para apoyar la economía local, sobre todo, de quienes viven al día”, señalaron.

La Comisión de la Arquidiócesis de México emite estas recomendaciones en un documento en que dan diversas orientaciones a la clase trabajadora.

Alcanzar acuerdos laborales

La Vicaría enfatiza que los trabajadores y patrones deben alcanzar acuerdos durante este periodo, y que todos deben ser por escrito, por el bienestar de ambas partes.

Señala que si existe la necesidad de que el personal se ausente de su empleo por un tiempo indefinido debido a que no pueden hacerlo desde casa, busquen negociar una suspensión laboral.

Leer: CEM llama a empresarios a garantizar empleo a sus trabajadores

Si hay necesidad de cuidar a un familiar

En caso de que el trabajador deba ausentarse de sus labores o no pueda realizaras a tiempo completo desde casa por la necesidad de cuidar a un familiar, podría solicitar a su patrón, una reducción de salario por el tiempo que dure la contingencia. De lograrse, esto debe quedar por escrito y firmado por ambas partes.

De la misma manera, las pequeñas empresas que atraviesan una crisis financiera en estos momentos, pueden llegar a un acuerdo de reducción de salario con sus trabajadores en tanto dura la contingencia, esto con el fin de mantener la fuente de empleo.

Leer: 6 oraciones ante la pandemia de coronavirus COVID-19