“A donde Dios me ha enviado he sido feliz”: Nuevo Obispo Auxiliar

Monseñor Andrés Luis García Jasso habla sobre la encomienda que le dio el Papa Francisco.
Monseñor Andrés Luis García Jasso (segundo de derecha a iazquierda) con miembros de su equipo de evangelización. Este sábado recibió la noticia durante una retiro de las comunidades neocatecumenales a las que pertenece. Foto: Cortesía del Obispo Auxiliar Electo.
Monseñor Andrés Luis García Jasso (segundo de derecha a iazquierda) con miembros de su equipo de evangelización. Este sábado recibió la noticia durante una retiro de las comunidades neocatecumenales a las que pertenece. Foto: Cortesía del Obispo Auxiliar Electo.

La Iglesia de México recibió este sábado una noticia: El Papa Francisco nombró un nuevo Obispo Auxiliar para la Arquidiócesis de México, se trata de monseñor Andrés Luis García Jasso, reconocido en esta iglesia particular por su labor de 13 años en el Tribunal Eclesiástico de dicho territorio.

¿Cómo recibe la noticia y qué espera de su nueva encomienda En entrevista, monseñor García Jasso comenta que sí hay algo que le ha demostrado el ejercicio de su ministerio es que Dios sabe cuál es el mejor camino para cada persona, aún si la misma lo desconoce.

Puedes leer: El Papa nombra nuevo obispo auxiliar para la Arquidiócesis de México


Y con esa confianza ingresa a su nueva labor en la Arquidiócesis de México, con los retos que la misma pueda traer consigo.

“Yo he sido una persona que siempre entra en combate con la voluntad de Dios, siempre me resisto. Entré al seminario después de haber terminado mi carrera, a los 24 años, experimenté lo que era tener un trabajo, una carrera, lo que un joven podría desear, pero al final siempre había una cierta insatisfacción, que algo faltaba, y fue cuando con miedo y dudas entré al Seminario, le dije que ‘sí ‘a Dios”.

“Desde entonces he encontrado que Dios es fiel, que llena profundamente de amor y de felicidad. A donde me ha mandado en mi ministerio, ya sea cuando estuve estudiando, en el trabajo con los jóvenes… siempre he visto que a donde Dios me ha enviado, me ha hecho feliz, no sin sufrimiento, no, la cruz está presente, pero he sido feliz“, expresó en entrevista.

Mons. Andrés Luis García Jasso hasta ahora se desempeñaba como Vicario Judicial y vice-rector del Seminario Redemptoris Mater de la Ciudad de México, donde él estudió.

Puedes leer: Perfil de Mons. Andrés Luis García Jasso, nuevo Obispo Auxiliar

En su juventud se graduó como Contador Público y Auditor en la Facultad de Comercio y Administración  de la Universidad Autónoma de Tamaulipas y en 1997 ingresó al Seminario.

La noticia de su nombramiento fue publicada en L’Osservatore Romano este sábado 3 de julio, a mediodía tiempo de Roma, y dada a conocer en nuestro país por la Nunciatura Apostólica a través de la Secretaría General de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

‘Mi intención es servir’

Ante el cuestionamiento de cuál será su principal aportación para la Arquidiócesis de México, el Obispo Auxiliar Electo señala que su principal meta y bendición será servir a los demás.

“He puesto siempre mi vida al servicio de la Iglesia y más que aportar creo que vengo también a servir en lo esta Iglesia vaya a necesitar”.

Además, “más que aportar, recibo, porque yo de esta Iglesia he recibido mi formación. Mi ministerio se ha alimentado aquí y mi intención es simplemente seguir sirviendo a lo que la Iglesia me vaya pidiendo”.

Monseñor Andrés Luis García Jasso fue ordenado sacerdote el 5 de mayo de 2007, en la Basílica de Guadalupe. Es licenciado en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Salamanca, España.

En la Arquidiócesis de México ejerció su diaconado en la Parroquia Asunción de María, Aculco; y ya como sacerdote, fue responsable de la Rectoría de la Sagrada Familia en la Unidad Habitacional Peñón Viejo. También fue Vicario Parroquial de la Parroquia de San Francisco de Asís, en la Col. Paraíso.

Es reconocido por desempeñarse como Vicario Judicial de la Arquidiócesis de México. También ha fungido Vicario Judicial y Presidente del Tribunal Metropolitano de México (antes Interdiocesano de México) y miembro de la Comisión Interdisciplinaria de Protección de Menores y personas Vulnerables.

El llamado a ser Obispo Auxiliar lo tendrá que llevar a cerrar su tiempo al frente del Tribunal, sobre ello asegura que valora el tiempo que ha podido pasar al frente de la institución.

“El Tribunal ha sido un tiempo de gran aprendizaje, de servicio, de estar en un trabajo de equipo. He tenido buenos profesores, buenos maestros, y tengo un buen equipo al cual agradecerle todo el apoyo, toda la colaboración”.

-¿Cuál sería su mensaje para el clero de la Arquidiócesis de México, al cual conoce muy bien?

Lo primero es que me encomiendo a sus oraciones, para poder servir ahora de esta forma a la Iglesia y que estoy a sus órdenes como hermano.

-¿Ve usted alguna necesidad en particular en la Arquidiócesis de México?

Necesidades hay muchas, creo que ha sido un tiempo de muchos cambios y también un tiempo de mucha incertidumbre y sufrimiento con la pandemia. Es importante anunciar aquello de lo que somos testigos: el amor de Dios, la misericordia, la fidelidad, que Dios es fe y no nos abandona, en medio de las pruebas, de la tempestad, aunque la barca parezca que se hunda, el Señor está con nosotros.

Es un tiempo importante en la Iglesia en general, y de manera particular en México para reactivar nuestra vida de fe, para poder dar una respuesta ante los acontecimientos de vida. Para tener siempre una palabra de esperanza y amor ante el miedo a la muerte y la incertidumbre.

 

En próximas semanas se dará a conocer la fecha y lugar de su ordenación episcopal.

En enero del presente año falleció el obispo auxiliar Francisco Daniel Rivera Sánchez, a causa de complicaciones derivadas del Covid-19, por lo que con este nuevo nombramiento, el número de obispos auxiliares que colaboran con el Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado, nuevamente es de cinco.

La Arquidiócesis Primada de México es considerada una de las más grandes del mundo debido a la cantidad de fieles asentados en la Ciudad de México, parte importante de la cual abarca esta Iglesia particular.

 

 

Comentarios