Qatar 2022: Esta es la única Iglesia católica en Qatar

La Iglesia de Nuestra Señora del Rosario se localiza a las afueras de Doha, pero debido a las leyes del islam no muestra símbolos como cruces, campanas o un campanario en su exterior.
Iglesia Católica de Nuestra Señora del Rosario en Qatar
Iglesia Católica de Nuestra Señora del Rosario

El futbol es un deporte que en todo momento está en armonía con la fe en Dios y la espiritualidad de los jugadores brota en todo momento, en especial en los momentos de mayor alegría del juego, esto es, cuando cae un gol o su equipo gana el juego.

Un Mundial, como el de Qatar 2022, que está próximo a iniciar, siempre nos muestra diversas expresiones de fe de parte de los protagonistas, ya sean los jugadores o sus entrenadores, así como de los aficionados que, procedentes de los 32 países participantes, también dejan constancia de esa formación espiritual en los momentos más complicados del partido.

En este tenor, es importante señalar que en la sede mundialista existe una iglesia católica a la que pueden asistir tanto los integrantes de las selecciones nacionales, como sus seguidores, para poder participar en las celebraciones eucarísticas o tener un acercamiento personal con Dios.

¿Cuál es la Iglesia católica que está en Qatar?

La religión católica en Qatar es una minoría que, se estima, está conformada por aproximadamente 200 mil fieles, quienes hasta 2008 no contaban con un templo para celebrar la Santa Misa, por lo que dicha celebración la realizaban en capillas improvisadas en alguna casa o escuela.

Así, el 15 de marzo de 2008 fue inaugurada con una Misa, a la que asistieron 6 mil fieles, la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, que se constituyó como el primer templo cristiano construido en la capital de Qatar, Doha, desde el siglo VII.

Te puede interesar: Qatar 2022: esto es lo que los católicos no podrán hacer durante el Mundial

¿Dónde se localiza la Iglesia católica de Qatar?

La Iglesia de Nuestra Señora del Rosario forma parte del Complejo Religioso de Abu Hamour, también conocido como “Church City”, que se localiza a las afueras de Doha, pero que debido a las leyes del Qatar islámico, no muestra símbolos cristianos como cruces, campanas o un campanario en su exterior.

El complejo, construido en un terreno donado por el emir Hamad bin Jalifa Al Thani, alberga también templos de otras denominaciones como la iglesia anglicana, ortodoxos griegos, ortodoxos sirios, coptos y cristianos de India.

La Parroquia forma parte del Vicariato Apostólico de Arabia del Norte y está compuesta por un templo principal y por dos capillas (Sacrament Chapel y Alverna Chapel) en las que se ofician Misas en inglés, español, francés, árabe, italiano, tagalo, entre otros idiomas, ya que los católicos que asisten son trabajadores migrantes de más de cien naciones.

La iglesia está equipada para albergar a unas 5 mil personas y en el recinto también hay un edificio parroquial (con muchas salas para catequesis y otras actividades), una rectoría, una biblioteca y una cafetería.

Para tomar en cuenta

La parroquia es administrada por sacerdotes de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, Orden a la que se le ha confiado el Jus Commissionis (responsabilidad y autoridad pastoral) para el Vicariato.

Te puede interesar: Qatar 2022: Messi pone su último mundial en las manos de Dios

Uno de los mayores retos de esta iglesia, se señala en su sitio oficial, es el alto número de fieles católicos que asiste de forma asidua a sus actividades litúrgicas, pues tan solo cada viernes los sacerdotes deben oficiar 10 Misas para al menos 25 mil fieles católicos y más durante la Navidad y Semana Santa.

Además, los cristianos tienen que convivir con la prohibición de participar en actividades públicas de fe, lo que incluye la censura a cualquier intento de convertir a otras personas a la fe católica, bajo la amenaza de recibir un castigo.

Compartir