Iglesia en el mundo

Obispos frontera México-EU.: duele el drama de las familias separadas

Los obispos sostuvieron una reunión semestral en Matamoros con el tema “Migrantes y jóvenes”.
Los obispos de la frontera entre México y Estados Unidos durante una reunión. Foto: Vatican Media
Los obispos de la frontera entre México y Estados Unidos durante una reunión. Foto: Vatican Media

Los obispos de la frontera entre México y Estados Unidos manifestaron su tristeza frente al crecimiento del racismo, el odio y la discriminación, y el que los migrantes sean considerados indistintamente como invasores y criminales.

Leer: El Arzobispo de Monterrey hace un llamado a amar a los migrantes

“Nos hiere el drama que padecen los deportados que ven truncados sus sueños, esfuerzos y sacrificios, y que retornan sin dinero y con deudas a condiciones peligrosas. Nos llena de luto el que muchos, en busca de un futuro mejor, han perdido la vida”, aseguraron en un comunicado.

Leer: Denuncia la CEM trato indigno de México a migrantes

Los obispos de las diócesis de Brownsville, Ciudad Juárez, El Paso, Laredo, Linares, Matamoros, Nuevo Casas Grandes, Nuevo Laredo, Piedras Negras, Saltillo, San Angelo y San Antonio sostuvieron una reunión el día sábado 31 de agosto con representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores, con el Director General de Protección a Mexicanos en el Exterior, y con el Director General Adjunto para la Frontera Sur y Migración Regional. También visitaron la Casa del Migrante y por la noche celebraron la Santa Misa en el Bordo del Río Bravo, que ofrecieron por los migrantes vivos y difuntos. El domingo concluyeron el encuentro con la Eucaristía en la Catedral de Matamoros.

Aseguraron que seguirán abogando en favor de los derechos humanos de los pobres y de los migrantes, en particular de los niños, niñas, y adolescentes. Al final del comunicado ruegan la intercesión de la Virgen de Guadalupe y piden a nuestro Padre Dios que nos ayude para que todos, gobiernos y sociedad, contribuyamos a construir un mundo en el podamos vivir como hermanos.

Con información de Vatican News