Iglesia en el mundo

Obispos de América Latina: Si el Amazonas sufre, el mundo sufre

La CELAM hizo un llamado a la comunidad internacional para salvar al pulmón del mundo.
Incendios en Humaitá, Amazonas. Foto: O Globo
Incendio en Humaitá, Amazonas. Foto: O Globo

El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) manifestó su preocupación por la gravedad de los incendios del Amazonas y llamó a la comunidad internacional a tomar serias medidas para salvar al pulmón del mundo.

Leer: Papa Francisco: Salvar la Amazonía es una emergencia

En el mensaje, los obispos expresan que la esperanza por la cercanía del sínodo de la Amazonia, convocado por el Papa Francisco, se ve ahora empañada por el dolor de esta tragedia natural y expresan su solidaridad a los hermanos pueblos indígenas que habitan este territorio.

Leer: Publican documento para el Sínodo de la Amazonía

“Urgimos a los gobiernos de los países amazónicos, especialmente de Brasil y Bolivia, a las Naciones Unidas y a la comunidad internacional a tomar serias medidas para salvar al pulmón del mundo. Lo que le pasa al Amazonas no es un asunto solo local sino de alcance global. Si el Amazonas sufre, el mundo sufre“, piden los Obispos Latinoamericanos.

Los obispos recordaron las palabras del Papa Francisco: “pedir, por favor, a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político, social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: seamos custodios de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro”.

En tan sólo 8 meses, la zona de la Amazonia registró 82 por ciento más incendios que el año pasado. En la tercera semana de agosto, se han registrado 68 incendios en territorios indígenas y zonas de conservación.

La Amazonía: el pulmón del mundo

La cuenca amazónica es una de las reservas de biodiversidad más importantes del mundo, y supone entre 30 y 50 por ciento de la flora y fauna del mundo y 20 por ciento del agua dulce no congelada del planeta.

Tiene una superficie de más de siete millones y medio de kilómetros cuadrados, de nueve países: Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam, Venezuela, incluyendo la Guyana Francesa como territorio ultramar.

En este territorio conviven más de 9 millones de indígenas de alrededor de 390 pueblos.

Con información de Vatican News