Iglesia en el mundo

La monja de The Voice reafirma su vocación y hace su profesión perpetua

Sor Cristina Scuccia, ganadora de The Voice Italia, dio el sí definitivo a Dios con su profesión perpetua.
Sor Cristina durante su participación en The Voice Italia 2014.
Sor Cristina durante su participación en The Voice Italia 2014.

Sor Cristina Scuccia, quien sorprendió al mundo con su participación y triunfo en The Voice Italia 2014, dio el sí definitivo a Dios con su profesión perpetua.

Leer: “Milagros” es el segundo nombre de Paola Espinosa, ¿sabes por qué?

El pasado 8 de septiembre el Arzobispo Monseñor Mario Enrico Delpini, presidió la Misa en la Basílica de San Ambrosio en Milán, en la que Sor Cristina, de las Ursulinas de la Sagrada Familia; y Elena Bianchi, de las Hermanas de Santa Dorotea de Cemmo, dijeron sí para siempre al Señor.

La vocación de Cristina, tanto por la música como por la vida religiosa se solidificó en Brasil, durante su noviciado de dos años. Ahí, Cristina se dio cuenta que su voz podía ser un medio de evangelización y de testimonio.

“Cuando entré en la congregación, quería dejar de cantar, porque siempre había concebido el canto como espectáculo, luces, algo incompatible con la vida consagrada. Pero en Brasil ni era así. Descubrí que es un don del Señor, que allí otras religiosas y sacerdotes cantan. Así que pensé que sería un desperdicio no usar el canto como un regalo para los demás”, dijo a Rome Reports.

Sor Cristina saltó a la fama mundial cuando interpretó la canción “No One”, de Alicia Keys. El video de su participación suma más de 100 millones de reproducciones en YouTube.

Durante el programa, cantó “La copa de la vida”, junto a Ricky Martin y ganó el trofeo con el 62% de los votos. Después de ganar, dio las gracias a Dios por su victoria rezando el Padre Nuestro.