Opinión

Estuve con el Papa en Mozambique

ACABO DE ESTAR EN Mozambique, África Oriental, en el encuentro que obispos, presbíteros,  religiosas y catequistas, tuvieron con el Santo Padre; y aunque estuve ahí a través de internet, no por eso la emoción fue menor ni la atención poca, ya que en las intervenciones previas a la voz del Papa Francisco, se dieron rasgos de la iglesia de Mozambique que en mucho coinciden con lo que vivimos en México…

LEJOS DE SER UN encuentro masivo, la capacidad del Papa para entrar en sintonía con sus interlocutores hace que aquello parezca casi una charla entre cuates, una tertulia familiar; ¡lástima por el traductor que no supo –o no quiso- reportar dos chistoretes ocasionales que arrancaron la carcajada hasta a los obispos más circunspectos!…

SE HABLÓ DE LA CERCANÍA que ha de existir entre los pastores y el pueblo de Dios y de los problemas que eso acarrea: cansancio, impaciencia, desgaste emocional y físico, incomprensión, riesgos de malos entendidos; también se mencionaron las grandes satisfacciones que experimenta quien se aproxima al dolor humano, a la necesidad del anciano, a la ilusión de jóvenes novios, al proceso de conversión de quien sea, a las soledades urbanas, a la angustia del desempleado….

EN SÍNTONÍA CON la intervención de un catequista que dijo: “buscamos vivir nuestra fe cristiana en un auténtico modo africano”, se ofrecieron dones (yuca, lechugas, madera, calabazas, frutas) en el marco de una danza que si compitiera en devoción con el más presumido de los tantos fariseos, doctores de la ley, saduceos, levitas, escribas de la modernidad, de plano los dejaría muy por los suelos, así como a liturgos, monjes, canónigos, biblistas, pastoralistas, canonistas, monseñores, etc…

SE VIO LA FRAGILIDAD física del Santo Padre –comprensible y muy natural- pero eso no mermó en absoluto su claridad, su entrega, su espontaneidad; se escuchó el ulular festivo propio de aquellas regiones y no restó profundidad ni seriedad al encuentro; todo eso habla de “encarnación”…

INVITÓ EL PAPA a dejar lugares importantes y solemnes (como “Jerusalén” o el “Templo”), a no aferrarnos a ritos y escalafones jerárquicos que finalmente son obstáculos para el Evangelio; invitó a regresar a lugares cotidianos y sencillos (como “Nazaret” o “Galilea”) en donde la Virgen María dijo “Sí” con generosidad, en donde los discípulos fueron enviados…

YO NO HABÍA ESTADO al pendiente de este viaje y por eso mismo me congratulo de haber pescado –un tanto de chiripa- dicho encuentro aunque sea por internet; si tienes habilidad para conectarte te animo a que busques el discurso completo con fecha del 5/sep…

OTRO TEMA FUE la capacidad de compasión y de cercanía; yo me quedaré con una frase que parece estar fuera de cánones tradicionales, pero si la escuchamos con atención, tal ha sido el camino de tantos santos canonizados y de tantos otros santos que jamás serán conocidos: “el cansancio provocado por la cercanía con el pueblo de Dios cansa, y ese cansancio es santidad”…

LAS PALABRAS QUE se repiten en labios de los sacerdotes con mayor frecuencia y devoción, sin duda son las aquellas que dejó Jesús antes de la traición de Judas: “Tomen y coman, Tomen y beban”, y esas palabras son las que nos vinculan con el dolor y el sufrimiento del pueblo de Dios, a quien conocemos –dijo el Papa- no por los noticieros, sino por el contacto cercano…

TUVE QUE REGRESAR de Mozambique para atender otros compromisos, pero ya me daré tiempo de estar con el Papa también en Madagascar, pues por ahí anda un misionero claretiano, argentino de nacimiento y malgache por entrega, que transformó basureros en ciudades, tiraderos en lugares de culto y cultura (búscalo por internet: Pedro Opeka, de quien ya habíamos hablado por aquí en alguna ocasión)…

EN ESTE SUELO benditO que se llama MéxicO (¡hey!, ¡esas “o” mayúsculas más bien parecen aureolas!) estamos en plenas fiestas patrias y en perspectiva de ser mejOr sOciedad y naciÓn más auténtica, así que te recomiendo que al gritar ¡Viva MéxicO! lo hagas en sintonía con tu fe y en horizonte de eternidad, que todo lo demás se queda atrás, se queda abajo…

EL TEMA DE AMAZONIA y el tema de las misiones los abordaremos en la siguiente Noche Santa, a realizarse del 5 al 6 de octubre (pide más informes al 55 5702 2402); y ya que te conectaste a internet, pues busca por ahí un documental sobre Alejandro Labaka, misionero y mártir, de él ya habíamos hablado por aquí, y seguramente pronto lo veremos canonizado por su testimonio de entrega y encarnación llevado al extremo (también de él hablaremos en Noche Santa)…